El PSOE acusa a PP y Cs de convertir en un «basurero» a la Junta con los nuevos nombramientos en puestos de confianza

Vicepresidente y presidente en las Cortes de Castilla y León./
Vicepresidente y presidente en las Cortes de Castilla y León.

José Francisco Martín denuncia que Ana Torme ha sido citada como investigada por un presunto delito de falsificación en documento mercantil y critica la elección de Ignacio Cosidó junto a la exsenadora leonesa Esther Muñoz

ICAL

El PSOE acusó hoy al Partido Popular y a Ciudadanos de convertir a la Junta de Castilla y León en un «basurero» en el que se recogen a dirigentes del PP, por orden de la dirección nacional de Pablo Casado, tras conocerse los nombramientos como personal eventual de Ignacio Cosidó y Esther Muñoz, así como la libre designación como técnico asesor en la Consejería de Sanidad de la exdiputada y exsenadora vallisoletana Ana Torme.

En una comparecencia, el procurador socialista y secretario primero de las Cortes, José Francisco Martín, denunció que el día en el que el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publica la resolución de la convocatoria para cubrir el puesto de técnico asesor en Sanidad de Torme, un juzgado de Madrid la ha citado a declarar como investigada por un presunto delito de falsificación en documento mercantil, en un proceso que vinculó con la trama eólica y la empresa que mantenía con el expopular Vicente Martínez-Pujalte.

Asimismo, José Franciso Martín criticó también la complicidad de Ciudadanos, formación a la que denominó «recogebasuras». El parlamentario socialista señaló que el puesto de libre designación .corresponde al grupo A y al nivel 27, dependiente de la Secretaría General de Sanidad. Igualmente, la procuradora Patrica Gómez señaló que la Junta de Castilla y León es una «agencia de colocación».

Al nombre de Ana Torme, la procuradora socialista añadió la elección como personal eventual en Presidencia del exsenador Ignacio Cosidó, que recordó «se movía muy bien» por las «cloacas» del Estado y recordó su mensaje de WhatsApp en el que -recordó- decía tener controlada a la Policía. También criticó el nombramiento de Esther Muñoz, que señaló se «mofó» de las víctimas del franquismo al considerar en su opinión que no se trataba más que de unos huesos enterrados en las cunetas.

Pese a todo, denunció que al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, no se le ocurre «mejor premio» que otorgarles un cargo de «asesor personal». Aseguró que el jefe del Ejecutivo gobierno no en defensa de los intereses de los ciudadanos, sino para atender las peticiones del presidente del PP, Pablo Casado. Además, destacó la diferencia entre el Gobierno de España, que preside en funciones Pedro Sánchez, y la Junta, puesto que mientras uno intenta sacar del Valle de los Caídos los restos del dictador Francisco Franco, otro coloca a dirigentes como Cosidó y Esther Muñoz.

Finalmente, los dos procuradores socialistas indicaron que los cuatro nombramientos como personal eventual forman parte del grupo «oculto» de altos cargos, que recordaron la Junta no informó de ello, hasta que su partido lo denunció.