El PP advierte que no hay excusa ni administrativa ni técnica ni financiera para no iniciar la urbanización de la estación de Matallana

Los concejales Eduardo Tocino y Ana Franco. / N. Brandón

El popular Eduardo Tocino denuncia la doble cara de José Antonio Diez en la oposición y el gobierno y exige el inmediato inicio de un proyecto «al que el PP aplicó mejoras para ganar zonas verdes en León»

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

El PSOE de José Antonio Diez tiene una doble cara. Una como oposición, otra como equipo de gobierno. Y en nada se parecen. Así lo ha denunciado este martes el PP municipal tras el cambio de actitud de los socialistas en torno al proyecto de la integración de Feve en León capital.

Porque hoy el alcalde Diez asegura que es «complejo» resolver el problema de Feve mientras que durante su etapa al frente de la oposición advertía que el PP quería «boicotear» el proyecto.

Si bien, la realidad, según apuntó el concejal popular Eduardo Tocino, es que no excusa ni administrativa ni técnica ni financiera para iniciar con carácter inmediato las obras de urbanización del entorno de la estación de Matallana.

«El convenio suscrito con Adif recoge la ejecución anticipada de estas obras una vez aprobada la modificación del PGOU. De ahí que veamos injustificado que se retrase hasta diciembre estas obras», señalo Tocino, que recordó que el sector cuenta con una consignación presupuestaria que dejó el PP de entorno al millón y medio de euros.

Por ello, Tocino ha exigido el inicio con el carácter inmediato de las obras, al entender que su retraso se debe a la falta de exigencia por parte del Ayuntamiento hacía Adif. «Se escuda en que no hay Gobierno o en que no tiene acceso a las instituciones», señalo el edil popular.

«Se mejoró el proyecto»

Una urbanización que, según puntualizó, fue trabajada «metro a metro» por el PP durante el anterior mandato, incluyendo mejoras al proyecto inicial, para garantizar más zonas verdes y la preservación de los edificios históricos de la viaja estación, cuyo derribo se proyectó inicialmente.

«No hemos ni pervertido ni prostituido los proyectos del PSOE sino que hemos incluido mejoras considerables, con el derribo de la torre de 10 alturas para crear un parque urbano o la creación de una plaza mirador», señaló Tocino.

A ello se suma el desconocimiento absoluto sobre los tranvías, ni de los fabricados ni en los nuevos. «No sabemos nada de Juana ni de su hermana», lamentó Tocino, que además advirtió que el origen absoluto de los problemas generados en la ciudad en torno al proyecto de Feve fue el intento de inventar un tranvía que no tuvo sentido y cuyo final ha sido el desastre y el caos.