Polémica por la silla

Momento del desencuentro. / Noelia Brandón

El Hotel Conde Luna ha sido escenario de un desencuentro entre el alcalde Antonio Silván y el portavoz socialista José Antonio Diez, ambos candidatos a las elecciones, en la mañana del viernes | José Antonio Diez tomó asiento en una silla de la primera fila junto a Mario Amilivia, entendiendo el alcalde que el sitio estaba reservado para él

N. Barrio
N. BARRIOLeón

En la primera fila del acto, Mario Amilivia, Juan Martínez Majo, Álvaro Díez y Faustino Sánchez esperaban sentados a que comenzara el encuentro de empresarios celebrado en el Hotel Conde Luna, en el que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, era protagonista.

El acto

Junto a Amilivia, en primera fila, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez también esperaba sentado.

El hecho molestó desde el primer momento a los populares presentes, que señalaron en 'petit comité' que el sitio tenía un nombre, y no era el de José Antonio Diez.

Tal es así, que aseguraron que incluso habían pedido levantarse al portavoz de la oposición y candidato del PSOE a la Alcaldía, petición a la que aseguran no accedió.

Para ese momento la tensión ya era palpable. Mientras los populares mantenían su indignación, expresada por varios canales, fuentes cercanas a Diez defendieron que, al entender que no se trataba de un acto oficial, el portavoz y candidato podía sentarse en el lugar elegido. De la misma forma recordaron que, en otras ocasiones recientes, Diez tomó posición en ubicaciones más retiradas del primer plano.

Antes de comenzar el acto, Antonio Silván se acercó a saludar a Mario Amilivia antes de volver a la silla en la que finalmente se sentó, en otra hilera de la sala, también en primera fila. No hubo saludo con Diez.