https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los patinetes eléctricos exigen circular por la calzada y ajustarse a la norma de los ciclos

Los patinetes eléctricos salen a la calle. / Inés Santos

Los usuarios de vehículos de movilidad personal de León han salido a la calle para protestar contra un borrador de la DGT que no se ajusta a las capacidades de este medio de transporte

RUBÉN FARIÑASLeón

Los usuarios de vehículos de movilidad personal de León se han concentrado este sábado en San Marcelo para exigir un reglamento justo para que los patinetes eléctricos puedan circular por la ciudad.

Una representación de la asociación ha protestado contra un borrador de la DGT que no se ajusta a las capacidades de este medio de transporte, a pesar de ser vehículos sostenibles, ecológicos y que no contaminan. «Resulta que aparece una tecnología que resuelve este tema y nos prohiben movernos con estos patines», aseguraban los presentes.

Su vicepresidente ha exigido que la norma se adecue a la de los ciclos y les permitan bajarse a la calzada, ya que actualmente están obligados a ir por la acera y eso es un peligro para viandantes y para ellos mismos.

«La acera tiene que ser solo para los peatones y no tiene que estar invadida por ningún otro aparato. Esto son máquinas a motor y como tal pedimos que bajen a al calzada para circular», apuntaba Fernando Lanero. En la capital leonesa, la normativa les obliga a circular por la acera, algo a lo que se oponen.

Un reglamento de la Unión Europea no exige la homologación a ningún vehículo autobalanceado y sin asiento, como podría ser una bicicleta, y la misma regla piden ellos para sus patinetes. «Igual que circulan las bicicletas por la calzada, que según la compras y la sacas de la tienda ya puede ir por la calzada, esto debería ser igual. Además, todos tienen luces de posición y de freno, cosa que no tienen las bicicletas».

Los vehículos de movilidad personal de León han salido a la calle, al igual que han hecho en Madrid, Barcelona y Granada con un mismo mensaje.

Sus usuarios quieren velar por la seguridad del viandante y la suya propia, poder circular a la acera y adaptarse a las reglas de movilidad del resto de medios.