Pastrana (Podemos-Equo): «Hay buena y mucha actitud por convertir a León en una ciudad amable y moderna»

Nicanor Pastrana, concejal de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de León. / I. Santos

El concejal de Participación Ciudadana reconoce el entendimiento y el diálogo que ha existido con el PSOE durante los primeros 100 días, resaltando la «coherencia» de sus primeras medidas, que «eran una promesa electoral»

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

El 25 de septiembre, hubo un antes y un después para Nicanor Pastrana. El concejal de Podemos-Equo pasó de estar en la bancada de la oposición a conformar gobierno con el PSOE como concejal de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de León.

Si bien, su relación con el alcalde de la capital siempre ha estado marcada por el entendimiento y, tanto antes como después, entiende que el PSOE mantiene una actitud positiva para trabajar por León.

«Tengo buena impresión y veo que hay actitud por gestionar lo mejor posible el municipio, que está muy necesitado en todos los aspectos. Veo buena actitud y muchas ganas por hacer una muy buena gestión y convertir a León en el municipio que se merecen los leoneses, una ciudad amable y moderna; creo que vamos por el buen camino».

Es más, durante estos primeros 100 días aplaude la preocupación del PSOE en invertir en los barrios y no sólo en el centro de la capital y proyectos como la inversión de 200.000 euros para reparar los barrios de la ciudad así como la peatonalización de Ordoño II, siendo coherente con su programa electoral.

«Se han tomado medidas oportunas y coherentes. La más llamativa ha sido sin duda la semipeatonalización de Ordoño que, si bien es verdad que se ha hecho en precario, fue una medida que se prometió. Nos hubiera gustado haberlo hecho de forma definitivo para suponía un desembolso importante».

Ahora, al frente de la Concejalía de Participación Ciudadana reconoce que la visión cambia que en la oposición, dado que crece la responsabilidad a la par que las preocupaciones y el tiempo. Por ello, intenta controlar el caballo de la frustración ante la imposibilidad de hacer lo que le gustaría hacer y lo que entiende que León necesaria debido a las limitaciones presupuestarias.