El padrón municipal de León incluye 693 edificios que deberán pasar la inspección técnica en 2020

Inmuebles en León capital. /
Inmuebles en León capital.

En el lote se incluyen aquellos que han cumplido los 40 años de antigüedad así como los que ya fueron revisados en la primera inspección del parque mobiliario de 2009

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de León dio este martes luz verde al padrón municipal de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) correspondiente al año 2019 y que incluyen un total de 639 edificios de la capital.

Un dictamen que, según fuentes municipales, fue aprobada por unanimidad y que incluye aquellos inmuebles que ya han superado los 40 años así como aquellos que ya han cumplido el medio siglo y que fueron sometidos a la inspección en el 2009, culminando la primera revisión del parque inmobiliario de la capital leonesa.

En el padrón de 2018 de León, que cuenta con 6.495 edificios y con 27.285 viviendas anteriores de 1970, se incluyeron 702 edificios con la obligación de pasar la inspección técnica durante este año mientras que en 2018 se vieron afectados por la normativa 537 edificios.

La ITE es una inspección obligatoria y periódica que deben pasar todas las construcciones de más de 40 años de León así como en todos los municipios de más de 20.000 habitantes, con el fin de garantizar la seguridad y salubridad en el inmueble.

Ventajas

Entre sus ventajas destaca que revaloriza y alarga la vida de su edificio, ayuda a mantener el edificio en óptimas condiciones de seguridad así como evita daños materiales y riesgos físicos para las personas, siendo un requisito que podría solicitar bancos o aseguradora en caso de venta o compra. Además, ahorra costes posteriores favorece la eco-sostenibilidad de las construcciones.

Deberá realizarse dentro de los doce meses siguientes a que se cumplan los cuarenta años de la terminación del edificio o de su rehabilitación integral, en su caso, y dentro de los doce meses siguientes a que se cumplan diez años desde la anterior inspección.

El propietario debe encargar la inspección a un técnico competente en materia de construcción. El técnico expedirá un certificado y adjuntará un informe en el que describirá el resultado de la inspección.

Los propietarios deberán presentar en el Ayuntamiento una copia de ese certificado y del informe anexo dentro del mes siguiente al vencimiento del plazo en el que corresponda realizarla.

El Ayuntamiento puede requerir a los propietarios que acrediten la realización de la inspección técnica dentro de un plazo máximo de tres meses. Si no lo hacen, el Consistorio puede realizar la inspección pero los gastos correrán a cargo de los propietarios.