https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los 'padres' del Palacio de Exposiciones, satisfechos «al 98%» con el resultado final del edificio

Juan Fernández Andrino, en el interior del Palacio de Exposiciones. / Noelia Brandón | Campillo

Juan Fernández Andrino, mano derecha en España del arquitecto Dominique Perrault, imparte una ponencia sobre el joven complejo leonés dentro del II Congreso ITE+3R

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Trasladar los planos y el diseño inicial a la realidad es un ejercicio que, en este caso, produce satisfacción. Si no plena, a un 98%. Que no es poco.

Ha costado años llegar a contemplar el Palacio de Exposiciones terminado y abierto para su uso. Años de obras y decisiones políticas que aún no han alumbrado a su gemelo, el Palacio de Congresos de León.

Sea como fuere, Juan Fernández Andrino, mano derecha del arquitecto Dominique Perrault, no esconde que el joven edificio se parece a aquello que un día imaginaron en el estudio. «Aún queda el edificio gemelo, pero podríamos decir que estamos satisfechos a un 98%», defendía Fernández Andrino. Ante la ausencia del arquitecto que diseñó el proyecto, su presencia justificaba la representación del estudio en el II Congreso ITE+3R, que durante estos días se celebra en la capital.

«Serán los participantes en la ponencia los que juzguen si se parece, pero nosotros estamos satisfechos con el resultado», confesaba el arquitecto.

No obstante, queda el Palacio de Congresos. «Estamos a la espera de ver cómo se continúa con él para completar la oferta del turismo congresual».

En su ponencia, el arquitecto abordó «tres formas diferentes de aproximarse a la rehabilitación de edificio históricos y de patrimonio», a través del ejemplo del Palacio de Exposiciones y Congresos de León, una fábrica situada en el norte de París como ejemplo de arquitectura industrial del siglo XX, «que todavía está en desarrollo pero del que se abordarán las estrategias públicas y privadas establecidas en el concurso para llevarlo a cabo» y la rehabilitación de una parte del Palacio de Versalles, que se terminó en 2016.

En cuanto al caso leonés, Fernández Andrino profundizó en «la gestación del proyecto con la llegada del Tren de Alta Velocidad y el papel de la regeneración de la antigua Azucarera para el urbanismo de toda la ciudad».

Segunda jornada de Congreso

El responsable de Área de Desarrollo Tecnológico y Proyectos Europeos del Instituto de la Construcción de Castilla y León y director técnico del Congreso ITE+3R, Felipe Romero Salvachúa, explicó que a lo largo de esta segunda jornada del evento, cuenta con un programa «muy variado» que se inició con los nuevos cambios en la regulación de la Inspección Técnica de los Edificios (ITE), la incorporación de un nuevo tratamiento de las instalaciones que hasta ahora no se hacía y que «es muy importante para que estén en buenas condiciones», así como ayudas para el desarrollo de las mismas.

En este martes, el Congreso acogerá también la conferencia sobre arquitectura que ofrecerá Juan Fernández Andrino, «en la que se centrará en el edificio del Palacio de Exposiciones y arquitectura hecha para las personas».

Además, también se abordarán temas de financiación, como «el dinero en la rehabilitación o cómo se pueden movilizar recursos» y de activismo social, es decir, «cómo activar a los vecinos y facilitar que en las comunidades de propietarios se pongan en marcha dinámicas de colaboración y rehabilitación aprovechando el impulso ciudadano».

Será a lo largo de esta tarde cuando las ponencias se centren en aspectos tecnológicos, entre los que Romero Salvachúa destacó la inteligencia artificial aplicada a los edificios, «los edificios conectados», para ver «cómo la tecnología puede ayudar a la mejora de los edificios».

Finalmente, la jornada concluirá abordando los nuevos aspectos urbanísticos y «cómo debería ser el urbanismo del futuro, cómo debe modificarse, cómo debe adaptarse y hacia dónde debe evolucionar para poder consolidar las actuaciones de regeneración urbana en las medida en que se quiere».