Marcos Martínez, expresidente de la Diputación de León, Suso y Pedro Vicente comparecerán en la Audiencia Nacional el 20 de julio por la Púnica leonesa

Marcos Martínez, en su toma de posesión como presidente. /
Marcos Martínez, en su toma de posesión como presidente.

La vista, que se celebrará en el Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional de Madrid, juzgará al expresidente de la Diputación por presunta malversación, falsedad en documento mercantil, fraude, cohecho y tráfico de influencias así como al interventor Jesús López 'Suso' y a Pedro Vicente Sánchez

LEONOTICIAS León

Ya hay fecha para el juicio de la trama Púnica en la que está implicado el expresidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, y sus dos alíados el interventor Jesús López 'Suso' y el popular Pedro Vicente Sánchez.

El juez ha fijado para el próximo 20 de julio la vista en la que el actual alcalde de Cuadros comparezca a fin de notificarle la apertura del juicio oral y entregarle los escritos de acusación.

Ha sido el el Juzgado de Instrucción nº6 de la Audiencia Nacional de Madrid quien ha publicado ha emitido un auto anunciando la apertura de juicio oral de la pieza separada sobre la trama leonesa León del caso Púnica.

En este caso, el juez Manuel García Castellón considera que hay «indicios racionales de criminalidad suficientes contra el empresario e informático Alejandro de Pedro, imputado en Púnica; José Antonio Alonso Conesa, exalcalde de Cartagena; Martín Marcos Martínez, expresidente de la Diputación de León y exsenador; Pedro Vicente Sánchez, exalcalde de Puebla de Lillo y exjefe de Gabinete de Isabel Carrasco (expresidenta de la Diputación de León); Manuel Jesús López, exinterventor de la Diputación; y Guadalupe Carrascosa, vinculada con De Pedro», según apunta elplural.com.

El Ministerio Fiscal, así como la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE), les imputan delitos de malversación de caudales públicos, falsedad continuada en documento mercantil, fraude, cohecho y tráfico de influencias por los trabajos de reputación online realizados por las empresas de De Pedro para autoridades y cargos electos a cambio de beneficios personales.

En el caso de Marcos Martínez, el juez entiende que se habría beneficiado de dichos trabajos que estarían financiados, presuntamente, con en torno a 90.000 euros de dinero público y cuyo objeto estaba «alejado del bien común, con el correlativo prejuicio para las arcas públicas».

Asesoramiento político y reputación on line

La resolución del juez sitúa los hechos en la Diputación de León en 2014, y señala a las empresas de Alejandro de Pedro, Eico y Madiva, que llevaban años realizando trabajos de reputación en internet para autoridades y cargos electos. El magistrado describe la relación entre los cargos públicos y los empresarios investigados de la que todos sacaban beneficios personales.

En el caso del expresidente de la Diputación de León, el magistrado indica que se puso en manos de Alejandro de Pedro para conseguir su objetivo de consolidarse en el cargo así como la promoción política del mismo. Las empresas de Alejandro de Pedro y sus diarios digitales –León Actualidad, Noticias Ponferrada, Astorga Actualidad y Ahora Cistierna -, sin actividad periodística real, creaban noticias favorables al político para posicionarle en la red, mejorando su reputación on line.

El «calvario» de Martínez

Marcos Martínez recobraba el 11 de diciembre de 2014 su libertad tras pasar 43 días en la prisión madrileña de Navalcarnero después de que su letrado, Ricardo Gavilanes, ingresase una fianza de 30.000 euros impuesta por Eloy Velasco que estimo la petición de la defensa, tras un primero intento que fue rechazado al considerar que existía «riesgo de fuga».

El pasado 27 de octubre agentes de Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detuvieron al dirigente político en su despacho de presidente de la Diputación de León para posteriormente trasladar al cuartel de la Guardia Civil y a los calabazos de Madrid.

Cuatro días después, el 31 de octubre, ingresaba en la prisión madrileña de Soto del Real en la después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco decretase prisión incondicional y sin fianza tras una declaración en la que Marcos Martínez defendió tanto su inocencia como una impoluta trayectoria política.

Respecto a dichos trabajos, según recoge el auto al que este diario ha tenido acceso, no se han encontrado facturas dado que el trabajo reputación se costeaba a través de la colocación de banners publicitarios en dichos diarios. Una actividad que arrancó en abril de 2012 durante la etapa de Isabel Carrasco en la Presidencia de la Diputación de León y que suponía un coste que rondaba los 3.300 euros.

Estas noticias, eran facilitadas por el departamento de prensa de la propia Diputación, de modo que las empresas de De Pedro se limitaba a insertar dichas noticias en los «escasamente leídos diarios digitales», con el único objetivo de posicionar en la red noticias favorables a ambos presidentes de la Diputación. Asimismo, dichos diarios recibieron dinero de la empresa pública Gersul durante la Presidencia de Martínez-Barazón para campañas de publicidad.

A su vez, continúa el auto del juez Velasco, Alejandro de Pedro se prestaba «a trasladar a personas notorias e influyentes del Partido Popular», como Carlos Javier Floriano o María Dolores de Cospedal, informaciones favorables «sobre los apoyos que gozaba en la provincia» con el fin de conseguir que Martin Marcos Martinez continuara como presidente del Partido Popular en León.

Adjudicaciones directas

Es más, Barazón contrató a José Antonio Alonso Canesa, socio de Alejandro de Pedro, un plan de medios de comunicación a pesar de que la Diputación cuenta con una institución de prensa. Entre sus primeras labores, supervisar el discurso de homenaje a la fallecida Isabel Carrasco con dinero público.

A cambio, señala el juez, los empresarios que le prestaban esos servicios recibían adjudicación directa de este tipo de trabajos. Esta forma de proceder, señala Velasco en su auto, se prestaba solamente para los fines personales de Martin Marcos Barazón, «alejados del bien común, con el correlativo perjuicio para las arcas públicas», con trabajos que se encargaban que no tenían relación con los fines para los que estaban previstos los medios de la Diputación.

El juez cifra en 90.000 euros los fondos públicos que recibieron de forma irregular las empresas de Alejandro de Pedro, «instrumentalizando una secuencia continuada de resoluciones ejecutivas, decisorias y arbitrarias, por las que mes tras mes, entre enero de 2012 y septiembre de 2014, se aprobó un gasto indebido, sin formalizarse si aprobarse ningún tipo de contrato o procedimiento negociado de respaldo, fraccionando con intención, un gasto irregular durante meses»

Entramado de la Púnica

Otra de las operaciones investigadas en esta pieza se centra en todas las gestiones realizadas por los investigados para adjudicar los contratos públicos vinculados a la estación invernal de San Isidro a las empresas de Alejandro de Pedro.

El magistrado describe la forma de proceder de los cargos públicos investigados, en especial el expresidente Martin Marcos Martinez así como del interventor, Manuel Jesús López Sánchez 'Suso', quienes según el juez, de las interceptaciones telefónicas se desprende que ambos tenían intereses personales para beneficiar a las empresas de Alejandro de Pedro en los concursos vinculados a la mencionada estación de esquí.

En cuanto a la figura de Pedro Vicente Sánchez, el juez asegura que el alcalde de Puebla de Lillo, «persona de la más íntima confianza de Marcos Martínez Barazón«, asistió a las reuniones en las que se concertaron los términos de la configuración y adjudicación de los contratos públicos, dirigiendo incluso la visita que a las pistas de esquí. Además le señala como el encargado de saltarse los controles para evitar la fiscalización de esos gastos de publicidad.

Contenido Patrocinado

Fotos