Luis Tudanca: «La Enredadera, la Púnica y otros casos de corrupción han lastrado el desarrollo de León»

Luis Tudanca en 'Los Encuentros de leonoticias'. / N. Brandón

El líder autonómico del PSOE asegura haber sentido «indignación» con la implicación de socialistas en la Enredadera y pide a Antonio Silván «oxigenar» el Ayuntamiento de León

A. CUBILLAS | J. CALVO
A. CUBILLAS | J. CALVOLeón

Para Luis Tudanca, líder autonómico del PSOE, la corrupción es una lacra política. Y no lo oculta al hacer alusión a la Operación Enredadera que movió el tablero político de León y que afectó directamente a los socialistas, con los alcaldes de San Andrés del Rabanedo o Villarejo de Órbigo señalados por la justicia.

Lo que más le preocupa, confiesa, es que los casos de corrupción, como la Enredadera o la Púnica «que también se ha dejado sentir en León», sirvan para limpiar la política. Es más, advierte que ha hecho mucho daño a León, tanto que «ha perjudicado y ha lastrado las posibilidades de esta provincia».

Y frente a ello, remarca, hay que ser «contundentes». Y así lo demostró el PSOE con la inmediata expulsión del PSOE del alcalde de Villarejo de Órbigo, en libertad con cargos, y la salida de la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo y dos ediles presuntamente involucrados en el entramado.

«Más que decepción es indignación. Por eso me paree que tenemos que ser muy contundentes y no tener medias tintas con ese tipo de comportamientos, más allá de responsabilidades penales o jurídicas, tenemos la obligación de juzgar muy duramente comportamientos que son éticamente reprochables», señaló Tudanca en relación al 'café' que mantuvo la exalcaldesa con el cabecilla de la Operación Enredadera, el empresario leonés José Luis Ulibarri.

En cualquier caso, cree que el PSOE ha salido beneficiado con la llegada a la primera línea política de Camino Cabañas y Jorge Roblés Pérez –alcaldes de San Andrés y Villaquilambre-, «personas muy sensatas, que están despertando mucha confianza en sus vecinos y que nos van a dar muchas alegrías a municipios muy convulsos en los últimos años y que necesitan la serenidad que le están dando sus dos alcaldes».

Oxígeno para el Ayuntamiento de León

En este punto, Tudanca entiende que también sería necesario que el Ayuntamiento de León «se oxigenara» y acusa al alcalde Antonio Silván (PP) de haber hecho un flaco favor a la imagen y al prestigio con conversaciones con Ulibarri «absolutamente repugnantes».

 

Fotos