León registra 129 casos de acoso escolar durante el pasado curso, la seguna provincia de la comunidad con más incidentes

Los datos han sido publicados por el Observatorio de Convivencia Escolar./
Los datos han sido publicados por el Observatorio de Convivencia Escolar.

Según ha publicado el Observatorio de Convivencia Escolar de Castilla y León, si se toma en cuenta el número de colegios, Burgos es la provincia con más centros afectados

E.P
E.PLeón

Según el Observatorio de Convivencia Escolar de Castilla y León, León ha registrado 129 casos de acoso escolar durante el curso 2017-2018. Este informe, desprende que el 65,95% de los colegios de la comunidad presentaron casos de acoso escolar durante el pasado curso, una cifra casi siete puntos más alta que en el curso anterior (59,14%).

Con 142 centros educativos con incidencias (71,72%), Valladolid es la provincia más afectada de Castilla y León, seguida de León (129) y Burgos (109), tal como han informado sus responsables a través de un comunicado.

Sin embargo, si se toma como criterio el porcentaje de colegios en los que se han detectado casos de acoso, Burgos es la provincia con las cifras más elevadas de Castilla y León, con un 78,2% de sus centros afectados.

El director de la consultoría Garrébil, especializada en convivencia y resolución de conflictos, Asier García Real, cree que tanto los alumnos como los profesores y los centros educativos «necesitan nuevas herramientas para poder detectar y afrontar estas situaciones de acoso» como programas de detección y pruebas sociométricas que analicen el clima del aula y permitan la puesta en marcha de medidas resolutivas de conflictos.

«Esto pasa por desarrollar un enfoque que forme tanto a los docentes como a los chicos para que ellos mismos sean capaces de detectar y solucionar estos problemas, desarrollando la empatía, regulando las emociones«, ha apuntado.

Por etapas

Por etapas educativas, la Educación Secundaria y la Educación Primaria son las que presentan más problemas por acoso escolar en Castilla y León. De los 9.382 alumnos que se vieron implicados en este tipo de incidentes durante el curso 17-18, el 41,04 por ciento estaba en primero o segundo de ESO.

A nivel nacional estas cifras no presentan variaciones. Entre noviembre de 2017 y octubre de 2018, el teléfono contra el acoso escolar, puesto en marcha por el Ministerio de Educación, recibió más de 12.700 llamadas y en casi la mitad de ellas los afectados tenían entre diez y 13 años, según las mismas fuentes.

Diferencias por sexo

En cuanto al sexo de las víctimas, apenas hay una variación de un uno por ciento entre niños y niñas, mientras que los acosadores sí son, principalmente, chicos (39 por ciento).

Entre los principales problemas registrados por el teléfono contra el acoso escolar, puesto en marcha por el Ministerio de Educación, destacan los insultos (39 por ciento de las llamadas por acoso psicológico), los empujones y golpes (64 por ciento de los casos de acoso físico), las amenazas (78 por ciento de las incidencias por ciberacoso), no permitir participar en actividades (33 por ciento de los casos de acoso social) y los comentarios vejatorios (50 por ciento de los problemas de acoso sexual).

Los casos de acoso también afectan cada vez más a los docentes, siendo los profesores de Educación Primaria los que más ayuda solicitan (44 por ciento del total de incidencias atendidas), según los datos del último informe del Defensor del Profesor.

En cuanto a los principales problemas detectados, diferencian entre el día a día con los alumnos y el trato con los padres. En el primer caso, las principales incidencias están relacionadas con las faltas de respeto (22 por ciento), los problemas para dar clase (21 por ciento) y las agresiones (13 por ciento).

En cuanto a los conflictos con los padres, destacan el acoso y las amenazas (28 por ciento), así como las faltas de respeto (26 por ciento). El 74 por ciento de los maestros atendidos por el Defensor del Profesor presentaba problemas de ansiedad, el 13 depresión y el once necesitó una baja laboral.