https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La juez manda a prisión a los dos futbolistas leoneses implicados en un presunto delito de agresión sexual a una menor

Llegada de los futbolistas a los Juzgados de Aranda./
Llegada de los futbolistas a los Juzgados de Aranda.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Aranda de Duero ha dictado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los tres detenidos

LEONOTICIAS

Los tres jugadores de la Arandina, dos de ellos leoneses, acusados de abusar sexualmente de una menor de 15 años ya se encuentran en prisión desde la tarde de este miércoles.

Los leoneses Carlos Cuadrado Santos, 'Lucho', y Víctor Rodríguez Ramos, 'Viti', delantero y portero del equipo, fueron detenidos en su domicilio en la localidad arandina a mediodía de este lunes, mientras que la Policía Nacional también detenía a Raúl Calvo, delantero del equipo, por la misma acusación cuando éste fue requerido para prestar declaración.

Más información

En esta jornada el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Aranda de Duero, en funciones de guardia, se inhibía en favor del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de la misma localidad, competente para tomar declaración a los tres detenidos e instruir la causa por la fecha en que ocurrieron los hechos investigados.

Así ha sido el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Aranda de Duero quien ha dictado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los tres detenidos. Todos ellos serán investigados por agresión sexual sobre una menor de 15 años, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La juez, que ha tomado declaración este miércoles a la menor en calidad de víctima, ha levantado el secreto de las actuaciones en este caso.

La confesión, ante el terapeuta

Los jóvenes jugadores ahora en prisión comparten un piso pagado por la Arandina CF en la Calle San Francisco de la ciudad. Este inmueble, donde supuestamente ocurrieron los hechos denunciados, fue registrado el martes, durante más de cuatro horas, por miembros de la policía científica en presencia de los detenidos y sus abogados, con el objetivo de recabar pruebas que puedan poner luz sobre un asunto que se encuentra bajo secreto de sumario. Tras el largo registro en el domicilio de los futbolistas, los responsables de la investigación abandonaron el edificio con varias bolsas, donde se podían ver sábanas y enseres retirados de la vivienda como pruebas para el proceso.

Parece ser que la joven, que acudía a terapia a Madrid una vez por semana, confesó a su especialista en una de las sesiones que tres jóvenes la habían invitado a su piso para mantener relaciones sexuales y al llegar allí se habría negado a seguir adelante y presuntamente la habrían forzado. A partir de ahí, una vez informados los padres de la menor, habrían decidido interponer una denuncia en la Comisaría de Policía Nacional de Aranda de Duero, tras consultar previamente con la Fundación ANAR, colectivo que ayuda a niños y adolescentes en riesgo. La investigación está recabando las pruebas necesarias para determinar lo que pasó en el interior del piso, en qué grado participaron los tres futbolistas en los hechos y también si existen grabaciones de imágenes y fotografías de las circunstancias denunciadas.

Difusión de las imágenes

Según confirmaron fuentes presenciales, un furgón de la Policía Nacional llegó pasadas las 18.30 horas hasta el penal de la capital burgalesa después de la jueza decidiera el ingreso en prisión de los tres futbolistas de tercera división acusados de abusar de la menor a quien forzaron a mantener relaciones sexuales que posteriormente difundieron por sus móviles.

Se trata de Carlos Cuadrado Santos ‘Lucho’ (delantero de 24 años), Víctor Rodríguez Ramos ‘Viti’ (portero, de 19) y Raúl Calvo Hernández (extremo, de 19). Todos ellos son jugadores del club de fútbol más conocido de la capital ribereña que precisamente, jugará se medirá este domingo a las 12 horas ante el Burgos Promesas en la capital burgalesa.

Declaración

Los tres detenidos llegaron este mediodía hasta los juzgados de Aranda de Duero para prestar declaración después de que los padres de la menor, residente en la misma localidad, denunciaran a los tres deportistas por abusar de su hija en el piso que los detenidos compartían en la calle San Francisco de la capital arandina y que era sufragado por el club de la villa.

La jueza ha escuchado los argumentos de los tres presuntos implicados durante casi cinco horas, al tiempo que ha podido determinar el grado de implicación de cada uno en los hechos relatados por la menor, que también ha acudido a dependencias judiciales acompañada de sus progenitores.

Tras prestar declaración, y ante una gran presión mediática, el furgón policial con los tres jugadores ha partido a las 17.30 horas desde dependencias judiciales hasta la cárcel de Burgos, situada a las afueras de la ciudad, junto a la conocida barriada Yagüe. Los tres detenidos pasarán esta noche en la prisión burgalesa donde se estima que estén hasta el comienzo del juicio.

Expulsión del club

A tenor de los hechos, la Arandina Club de Fútbol «ante la gravedad de las imputaciones judiciales de los jugadores», detenidos y ahora en prisión, decidió «causar baja de forma inmediata y definitiva» a los mismos por su presunta implicación en un delito de contenido sexual que afecta a una menor.

Así lo expresó el club deportivo en un comunicado remitido a los medios donde manifiesta “su condena y repulsa a cualquier acto de violencia de tipo sexual” poniéndose a disocian de la familia de la menor “para todo lo que necesiten”. Finalmente, reiteró “el compromiso con la sociedad ribereña de promoción del deporte bajo las señas de la humildad, honestidad y compañerismo, además de profesionalidad”.

Contenido Patrocinado

Fotos