Izquierda Unida denuncia el uso por parte del PP de León de la política como negocio y colocación para «los suyos»

Carmen Franganillo, coordinadora de IU local./
Carmen Franganillo, coordinadora de IU local.

Creen que la «maniobra más llamativa ha sido la del aforamiento del exalcalde de León, Antonio Silván, para evitar su posible imputación judicial por la trama Enredadera»

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Izquierda Unida en León ha denunciado que el PP utiliza la política para «colocar a los suyos». La agrupación política recuerda que en poco más de un año, Antonio Silván ha aparecido en las investigaciones de la Trama Enredadera, por su polémica conversación telefónica, informando en directo al empresario investigado José Luis Ulibarri de una mesa de contratación en la que éste participaba; ha boicoteado la Comisión de Investigación en el Ayuntamiento de León que él mismo había propuesto para evitar la moción de censura; fue vetado por su partido en Madrid para formar parte de las listas al Senado en las elecciones generales de abril, tras lo que el PP de CyL le nombró miembro de la Diputación Permanente de las Cortes para garantizar su aforamiento, y ahora, que ha perdido la alcaldía del Ayuntamiento de León, vuelven a intentar «colarle» en la candidatura para las próximas elecciones del 10 de noviembre, en una nueva maniobra de aforamiento jurídico. Además, también señalan al actual consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones, así como a Juan Martínez Majo, nuevo Delegado de la Junta en León, o la exsenadora popular Esther Muñoz.

«Con este tipo de actuaciones, lo único que demuestran es que lo que menos importa al PP y a su muleta, Ciudadanos, son las personas y los problemas de nuestra provincia recalcan desde Izquierda Unida.

Desde Izquierda Unida Provincial de León evidencian el hastío y el enfado de la ciudadanía, denunciando que esta situación no puede continuar. Creen que la política debe regenerarse realmente y se debe dejar de justificar la impunidad para que haya un cambio posible hacía una política que esté al servicio de la sociedad. «Debemos volver a hacer de la política el arte del gobierno para el bien común y no permitir ni justificar ni un solo «chanchullo» más».