Herrera pide al Gobierno participar en la elaboración del plan director de la ampliación del Corredor Atlántico Noroeste

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (I), junto a los presidentes de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo (C), y de Asturias, Javier Fernández (D)./César Sánchez
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (I), junto a los presidentes de Galicia, Alberto Núñez-Feijóo (C), y de Asturias, Javier Fernández (D). / César Sánchez

Los gobiernos de Castilla y León, Asturias y Galicia reivindican el proyecto como «clave para la vertebración y la cohesión territorial de España»

D. ÁLVAREZ

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, pidió este lunes en Santiago de Compostela que las comunidades autónomas participen en la elaboración del plan director que concretará las inversiones correspondientes a la ampliación «lógica, razonable y necesaria» del Corredor Atlántico Noroeste con destino a los puertos gallegos y asturianos. Herrera defendió la «cooperación» entre Castilla y León, Asturias y Galicia como «pieza clave para la vertebración y la cohesión territorial de España» y reclamó que el proyecto para ampliar las conexiones ferroviarias tenga en cuenta el aspecto esencial de la «capilaridad».

Más información

En ese sentido, el presidente de la Junta valoró que la ampliación, aprobada en junio por la Comisión Europea y ratificada en diciembre por el Parlamento comunitario, «es mucho más que unas líneas en el mapa» y reclamó una «visión integral» para «cerrar las brechas entre las redes de transporte de los países de la Unión y eliminar los cuellos de botella y las barreras técnicas» existentes en la red ferroviaria del noroeste.

Al respecto, Herrera recordó que el respaldo de las instituciones europeas al proyecto permitirá solicitar fondos del mecanismo Conectar Europa para terminar con la electrificación de la red existente, renovar las instalaciones y permitir la circulación de trenes de hasta 750 metros de longitud en el nuevo ramal que conecte la localidad palentina de Venta de Baños con León, desde donde la vía transitará hasta los puertos asturianos de Avilés y Gijón, y desde allí, a través de Ponferrada, hacia los puertos gallegos de Vigo, A Coruña y Ferrol.

En el territorio de la Comunidad, las intenciones de la Junta pasan por impulsar la mejora de las líneas convencionales que unen Castilla y León con puertos como A Coruña, Gijón o Santander. También se propone la electrificación de la línea entre Fuentes de Oñoro y Medina deñ Campo o la especialización de la vía convencional entre Zamora y Vigo para el tráfico de mercancías. Igualmente, Herrera anunció que se buscará financiación para ejecutar los ramales que potencien polígonos como el de Villadangos o el Parque Tecnológico de Burgos, así como para impulsar la plataforma logística de Torneros, que está pendiente del estudio de viabilidad por parte del Ministerio de Fomento.

Llamada a la unidad

La inclusión de esta ampliación del Corredor Atlántico en la estrategia de la Red Europea de Transportes, creada en 2013, busca solucionar el «claro desequilibrio geográfico» entre las diferentes regiones de España, a la que Herrera definió como un país «hemipléjico en materia de infraestructuras», con un peso mucho mayor en el arco mediterráneo que en la fachada atlántica. «Las infraestructuras son para el territorio lo que la formación es para las personas», aseguró el presidente de la Junta, que valoró la presencia de una amplia representación de las organizaciones empresariales y agentes sociales de los tres territorios. «Esto debe ser cosa de todos», resumió.

En esa línea, insistió en el «carácter estratégico» del proyecto para impulsar la «competitividad social y económica» de las tres comunidades y para «crear oportunidades para generar empleo». «Las infraestructuras deben formar parte de la estrategia por el desarrollo», afirmó Herrera, que recordó la «larga trayectoria de trabajo conjunto y soluciones compartidas» de estos tres territorios en materias como la financiación autonómica, la transición energética o la lucha contra la despoblación y en la constitución de agrupaciones como la macrorregión Resoe, que incluye territorios del norte y centro de Portugal, o el Foro Español de Regiones con Desafíos Demográficos.

Al respecto, consideró que la declaración institucional de apoyo firmada por los tres Gobiernos autonómicos el 9 de octubre de 2017 fue el «hito decisivo» de este proyecto que prevé crear un nuevo «espacio de influencia y de crecimiento» en el noroeste peninsular. «Este es un proyecto de todos en el que todos debemos estar», concluyó Herrera, que consideró que la ampliación del Corredor impulsará «la vertebración, las nuevas oportunidades y la calidad de vida» de los ciudadanos de las tres autonomías. En total, las inversiones pevistas para la puesta en marcha del nuevo ramal del Corredor suman más de 3.100 millones, con un grado de cofinanciación comunitaria que en algunos casos alcanzará el 50 por ciento del valor de la actuación.

Descarbonización

Además, Herrera también apuntó la importancia que el proyecto de ampliación del Corredor tendrá en las comarcas mineras de León y Palencia.

«Apostar por el ferrocarril es corregir el actual desequilibrio modal y el excesivo peso del transporte por carretera», recalcó el presidente de la Junta, que apuntó que una «descarbonización ordenada y justa» podrá generar oportunidades para los territorios siempre que la desaparición del carbón y de las térmicas se adapte a «tiempos razonables».

Triple buena noticia

Por su parte, el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, puso de relieve la «vocación atlántica» de este proyecto que une a tres comunidades «con conciencia de sus debilidades compartidas». «Nos ata la cercanía pero nos une la conveniencia de aliarnos para superar las mismas debilidades», explicó el presidente asturiano, que valoró la jornada de hoy como una «triple buena noticia», por lo que tiene que ver con la cooperación entre gobiernos autonómicos, la involucración de la sociedad civil y el compromiso del Ministerio para frenar el riesgo de descompensación territorial en la red de infraestructuras, debido a la pujanza económica del área mediterránea.

Por último, el presidente de la Junta, Alberto Núñez Feijóo, destacó la necesidad de que las tres regiones sigan impulsando su cooperación, «más allá de cualquier discrepancia ideológica», para «hilvanar los intereses legítimos del Noroeste peninsular» en materias como los incendios forestales, la sostenibilidad del sistema de bienestar, el envejecimiento o la búsqueda de un nuevo modelo de financiación autonómica que dé respuesta a los retos demográficos.

En ese sentido, el presidente gallego hizo hincapié en la «defensa común de un transporte ferroviario fiable y competitivo» y criticó el «sorprendente olvido» al que esta demanda ha sido sometida. «Estábamos fuera y juntos conseguimos estar dentro», apuntó Feijóo, que apostó por «seguir trabajando juntos para que el Corredor sea sinónimo de competitividad, progreso económico y empleo».

Después de recordar que ni Fernández ni Herrera continuarán en su cargo más allá de los comicios autonómicos del próximo mes de mayo, Feijóo pidió a sus eventuales sucesores que garanticen la continuidad de la colaboración. «Los buenos políticos anteponen el realismo a la ficción interesada y el interés general al interés partidista», remachó.

Por su parte, el presidente de la Federación Leonesa de Empresarios (Fele) y de la plataforma atlántica del noroeste, Javier Cepedano, valoró la unión de agentes sociales y administraciones gobernadas por distintos colores políticos en un objetivo común, como el de «reivindicar las infraestructuras necesarias para el beneficio de los ciudadanos». «La salida a puertos es necesaria, es el futuro y tenemos que estar», apuntó Cepedano.

También asistió al acto el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, que puso de relieve la «muestra de unidad» que supone la jornada celebrada hoy aunque confió en que los próximos meses sirvan para «pasar de las buenas palabras a los hechos».