El expresidente provincial de VOX rechaza los vínculos y donativos de la fundación Francisco Franco y ve una «venganza personal»

Jaime Alonso, en una imagen de archivo./Efe
Jaime Alonso, en una imagen de archivo. / Efe

Carlos Portomeñe Gutiérrez asegura que dimitió el pasado viernes «por cuestiones personales», afirma que no fue «cesado» y niega que la fundación Francisco Franco intervenga en el partido | Denuncia que el secretario provincial José Carlos Rúa grababa las conversaciones al mismo tiempo que «montaba» el partido 'Contigo somos democracia' en León

J.C.León

Un montaje, una venganza, un modo de atacar a VOX «cuando no se puede hacer con otros argumentos». De este modo ve el expresidente provincial de VOX en León, Carlos Portomeñe Gutiérrez, los aireados vínculos entre su partido y la fundación Francisco Franco. Vínculos que, a tenor de los audios grabados entre miembros del partido en León, formaban parte de sus conversaciones pero que Portomeñe fija a la relación personal con el portavoz y patrono de la fundación, Jaime Alonso, pero no más allá de ese vínculo.

Más información

Portomeñe, remarca, nunca fue cesado por esa buena relación con Alonso y la fundación y tampoco hubo donaciones personales de éste hacia el partido político al que representaba hasta hace unos días en León. «Ahí está la contabilidad de VOX que es pública y a la que puede acceder cualquier persona», asegura a leonoticias en la primera entrevista concedida desde que decidiera abandonar la dirección local.

El expresidente provincial incide en que no hubo cese «como se ha dicho en los últimos días» por los vínculos con la «fundación Francisco Franco». «Todo lo contrario», advierte. «Yo presenté mi dimisión como presidente el pasado viernes. Lo hice por problemas personales que se conocen dentro de la formación».

«Jaime Alonso no ha aportado fondos al partido»

«En ningún caso he sido cesado y desde luego mi dimisión nada tiene que ver con este tema. Lo que sí ha ocurrido es que a la vista de cómo han evolucionado las cosas este lunes opté por dimitir también como vocal. No quiero que se haga daño a VOX por este caso. Seguiré ayudando al partido como un militante más«, ha asegurado a leonoticias.

Desde un primer momento Carlos Portomeñe niega la mayor: «Jaime Alonso -portavoz y patrono de la fundación Francisco Franco- no ha aportado fondos al partido y por supuesto tampoco lo ha hecho la Fundación Francisco Franco, no podría hacerlo y se cometería una ilegalidad. Las cuentas de VOX están claras, pero es evidente que a nivel mediático interesa mucho vincular al partido con la Fundación Francisco Franco«.

En todo caso no niega los contactos: «Es cierto que he hablado con él, y que siempre ha querido ayudar, pero desde luego no como se ha dicho y no llegó a aportar dinero. En VOX todas las aportaciones se han realizado dentro de la Ley, pero las que se dicen no han tenido lugar«.

«No hay donaciones fuera de la ley»

«Tenemos un sistema que no permite donaciones fuera de la Ley, incluso hemos tenido un caso de un empresario que hizo la donación a nombre de la empresa y se rechazó por parte del partido y se tuvo que hacer todo el proceso de nuevo«, ha remarcado.

Para Portomeñe «lo único que se persigue es hacer daño al partido, como con argumentos no pueden hacer daño lo hacen con estas cosas. Están claras las intenciones de quien graba las conversaciones. Las grabaciones están fuera de contexto al igual que los mensajes de WhatsApp«.

Incluso, el expresidente provincial, ve una 'acción política' en todo lo sucedido. «Sabíamos que al mismo tiempo que Rúa -quien supuestamente realizó las grabaciones y las difundió y que había sido cesado dentro de VOX- estaba en nuestro partido estaba preparando una nueva formación política, 'Contigo somos democracia'», ha sentenciado.