CSIF lamenta que la Junta de Castilla y León no generará empleo con la aplicación de las 35 horas

CSIF lamenta que la Junta de Castilla y León no generará empleo con la aplicación de las 35 horas

El sindicato independiente critica que la aplicación de la jornada de 35 horas semanales apuesta por más días libres paras sus empleados, lo que supondrá más carga laboral para los empleados, que no se genere empleo y una merma de la calidad de los servicios

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), coincidiendo con la publicación de los datos de paro de junio, denuncia que la Junta no va a crear empleo con la aplicación de la jornada de las 35 horas semanales, porque al establecer los calendarios laborales está apostando por la compensación de más días libres a los empleados, en lugar de propiciar más contrataciones para atender los servicios públicos. De esta manera, critica CSIF, «la Junta pretender resolver su compromiso de las 35 horas con más carga de trabajo para el empleado público».

En el caso de Educación, los docentes están pendientes de que la Junta les convoque de urgencia para negociar la aplicación de las 35 horas, en el próximo curso escolar, que conlleva la reducción de horas lectivas. El mes de junio trae consigo también el despido de cientos de docentes interinos durante el verano, excepto los que tienen vacante de curso completo.

CSIF insiste en reclamar a la Junta de Castilla y León que convoque las ofertas de empleo del año 2018, «que están aprobadas pero ninguna convocada, a lo que hay que añadir otras convocatorias pendientes de 2017». CSIF recuerda que los servicios públicos de la Comunidad han perdido miles de trabajadores en servicios básicos como sanidad, educación o servicios sociales, en los últimos años, por lo que resulta urgente recuperar la dimensión de las plantillas.

Esta organización sindical independiente valora positivamente la reducción de paro en la Comunidad que reflejan los datos sobre empleo de junio, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con una bajada del 5,11% en el último mes y del 5,93% anual; pero advierte de la precariedad y estacionalidad de estos datos, ya que más del 70% del nuevo empleo del último mes es del sector de servicios.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, CSIF advierte de que el incremento interanual de la afiliación a la Seguridad Social de Castilla y León es menor que la media española, un 1,40% más de afiliados en la Comunidad, frente al 2,69% en España, a pesar de que el mes de junio haya sido favorable, con un aumento del 0,84% frente al 0,39% nacional. Además, no hay que olvidar el agravante de que la despoblación de la Comunidad disminuye su población activa, por lo que la comparativa en términos reales sociales, todavía se agrava más.

A nivel nacional, y a pesar del alivio que supone el descenso del paro para muchas familias, y el aumento de la afiliación a la Seguridad Social, tras conocerse los datos de paro de junio, CSIF recalca que hay que moderar el optimismo, dado que este crecimiento en el número de afiliados se produce a costa de reducir la calidad en el empleo, teniendo en cuenta que el grueso de los trabajos creados (hostelería, servicios, la sanidad o el comercio) están relacionados con el verano.