Uno de cada cinco fallecidos en las carreteras leonesas no llevaba cinturón de seguridad o casco

Una mujer se abrocha el cinturón de seguridad en su vehículo./
Una mujer se abrocha el cinturón de seguridad en su vehículo.

La delegada del Gobierno ha presentado una campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) que persigue concienciar a todos los ocupantes de un vehículo sobre una «idea de vital importancia: El cinturón de seguridad es un seguro de vida»

LEONOTICIASLeón

Los leoneses están concienciados de la obligación de utilizar el cinturón de seguridad o el casco si van a circular por vías de comunicación.

Desde 2018, el número de personas fallecidas en las carreteras de la provincia se eleva hasta 36 -21 en el pasado año y 15 más hasta septiembre de 2019- y de esa cifra más del 80% murieron a pesar de llevar consigo un dispositivo de seguridad.

Las cifras, desgranadas por la Subdelegación del Gobierno, arrojan que de los 21 muertos registrados en 2018: dos eran peatones; tres ciclistas; tres motociclistas; doce conductores de vehículo, furgoneta o camión; y uno más acompañante. En 2019, los resultados se desgranan de la siguiente manera: un peatón; un ciclista; cinco motoclistas; cuatro conductores; y cuatro pasajeros.

En cuanto el uso de dispositivos, de los fallecidos: dos ciclistas no llevaban casco y cinco conductores no tenían puesto el cinturón.

«Nueve personas estarían vivas en Castilla y León de haber utilizado el cinturón»

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín ha manifestado esta mañana en Ávila que la mitad de las personas que fallecen en las carreteras y no llevaban puesto el cinturón de seguridad, podrían haber salvado la vida de haberlo llevado. En Castilla y León, «nueve personas estarían vivas de haber realizado un gesto tan simple y fácil como el de ponerse el cinturón de seguridad».

La delegada del Gobierno ha presentado esta mañana una campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) que persigue concienciar a todos los ocupantes de un vehículo sobre una «idea de vital importancia: El cinturón de seguridad es un seguro de vida. No hay que olvidarse de él y llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad».

En Castilla y León, con datos de vías interurbanas consolidados y referidos a 2018, 16 de los 88 fallecidos mayores de doce años en accidente de tráfico no hacían uso del cinturón de seguridad, esto es, el 18 por ciento. Los cuatro menores fallecidos sí usaban un sistema de retención infantil. En vías urbanas, dos de los cinco fallecidos no usaban el cinturón de seguridad. El porcentaje de los que no lo hacían se eleva, por tanto, al 40 por ciento.

«De los 18 fallecidos que no llevaban el cinturón de seguridad», ha concluido Mercedes Martín, »nueve personas no habrían muerto de habérselo puesto, nueve vidas humanas perdidas por no haber realizado el sencillo gesto de abrocharse este dispositivo».