https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Fin de ciclo en la Diputación de León: «Me despido de esta silla pero no de este salón. Muchas gracias»

Juan Martínez Majo abandona el pleno de la Diputación de León por última vez como presidente. / Vídeo:Inés Santos | Foto: Campillo

Un efímero pleno en la institución provincial zanja cuatro años «de consenso y acuerdo» en una despedida donde Juan Martínez Majo desea «el mayor de los éxitos» a su sucesor y apunta como deberes pendientes: los parques de bomberos, el plan de carreteras y Gersul

Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

«Me despido de esta silla pero no de este salón. Muchas gracias». Con esas palabras se ha despedido el décimo presidente de la Excelentísima Diputación Provincial de León de sus 24 compañeros de corporación.

En un efímero pleno, el que será expresidente de la Diputación de León daba carpetazo a cuatro años de gestión y consenso al frente de la institución.

Juan Martínez Majo ha agradecido a los diputados la labor por una «grande e inmensa provincia» y abandonaba el salón satisfecho por la labor realizada. «Me voy muy satisfecho con los acuerdos alcanzados. Ha habido un órgano que ha funcionado al 100 por 100, perfecto, la junta de portavoces. Podemos no haber llegado al acuerdo en todo, pero el 99% ha sido consenso mutuo».

Juan Martínez Majo junto a Francisco Castañón. / Campillo
Majo irá a la oposición... de momento

El hasta martes presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, tomará el día 19 posesión como un diputado más y ocupará su silla en el salón del Palacio de los Guzmanes.

«Quién sabe lo que puede deparar el tiempo, por circunstancias personales o políticas, pero he estado en la oposición, en 1987, 1991 y 2019, lo conozco perfectamente y no tengo ningún problema», ha reconocido el de Velilla de la Reina.

Majo asumirá así «la decisión de los ciudadanos» aunque no descartaba otro futuro para él durante los próximos años porque «puede pasar cualquier cosa».

El presidente provincial ha sostenido su agradecimiento por lo aprendido «de los diputados y de ideologías» y pedía seguir adelante con los proyectos para León.

Por delante, su sucesor, el socialista Eduardo Morán, tendrá asuntos pendientes y que continuar como culminar los parques provinciales de bomberos, un ambicioso plan de carreteras y la polémica gestión de Gersul, que tiene «un problema grave» a pesar de las vías de solución que se han intentado abrir. «Se dejará cerrado al máximo para que no haya problemas. Ya está la recaudación en la Diputación y como garante de ese consorcio a funcionar».

Al margen de ello, el presidente deja su asiento pero no su condición de diputado y desea a quien tomará su puesto el mayor de los éxitos porque será el de toda la provincia de León.