ADL Bionatur prevé facturar cien millones de euros en 2024 con una cartera propia de productos

Trabajadoras en el labotatorio de ADL Biopharma. / Sandra Santos

La empresa quiere cerrar 2019 superando los 55 millones de euros, dividiendo el negocio entre la creación de principios activos farmacéuticos y la producción para terceros de productos realizados mediante fermentación

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Los interminables muros de Antibióticos separan la carretera de una producción que cada día va a más. Poco a poco, paso a paso, pero a más. Con 295 trabajadores en la actualidad, el ir y venir de personas en la factoría es continuo. El torno no descansa.

Más información

Tras los grandes cambios llevados a cabo en las hectáreas que ocupaba Antibióticos, ADL Bionatur cerrará el año 2018 estando por encima de los 25 millones de euros de facturación. Lejos parecen los seis millones con los que cerró sus balances de hace tres años.

«La expectativa no es otra que estar por encima de los 55 millones de facturación», explica la CEO de la empresa, Pilar de la Huerta Martínez.

Pero... ¿Qué se hace tras los muros de ADL Bionatur? Toca empezar por el principio.

Los comienzos

Los cambios empiezan cuando Black Toro Capital adquiere los activos de la planta al proceso concursal, a finales de 2014. «La fábrica estaba cerrada, las instalaciones eran como un bosque, estaba todo en precario», relata Pilar de la Huerta, echando la vista atrás. Ahí empieza la puesta a punto de lo que es ahora la empresa. En 2015 se 'encienden las luces' y en 2016 empiezan las primeras operaciones.

«Los cambios sustanciales empiezan a partir de 2017, cuando la compañía se centra en su negocio, que es la fermentación», apunta la CEO de ADL Biopharma y ADL Bionatur.

En la actualidad existen dos áreas de negocio. Por un lado, los principios activos farmacéuticos, «que es lo que venía haciendo Antibióticos», lo que supone un 25-30% del negocio; y otro servicios CMO, en los que se desarrollan para terceros productos creados mediante fermentación.

«El cambio sustancial que ha hecho ADL es importantísimo desde el punto de vista de instalaciones, negocio, empleados… Hay un antes y un después clarísimo, desde luego a mejor», concluye Pilar de la Huerta.

¿Qué hace ADL Bionatur?

En la actualidad, ADL Bionatur se centra en el 'B2B Bussiness'. Lo explica la consejera delegada. «Nuestros productos finales van al cliente, que a su vez es otra empresa, no hacemos el producto final. Allí le añaden productos o se trabaja con ellos para generar el producto final, yendo desde leches maternizadas o cosméticos, Omega 3, y otros».

Desde un punto de vista más básico, ADL Bionatur produce la molécula activa del medicamento para que la industria farmacéutica desarrolle la 'pastilla' que el cliente compra en la farmacia.

No obstante, la cartera de productos en el área farma es propia, trabajando en la actualidad en los procesos de registro en distintos países, buscando continuar con ellos en el futuro.

ADL Bionatur tiene en la actualidad cuatro contratos estratégicos firmados con distintas duraciones. El objetivo no es otro que prolongar los que tienen y buscar nuevos acuerdos.

El futuro

De cara a futuro, el reto no es menor. ADL Bionatur quiere desarrollar producto propio. «Nos estamos centrando mucho en posbióticos, prebióticos y probióticos, además de en proyectos más innovadores», apunta Pilar de la Huerta.

Así, en dos años la empresa busca ser capaz de fabricar las moléculas activas extraídas de los cannabinoides con un enfoque terapéutico.

La microbiota está bajo la lupa. «Cada vez hay más estudios que defienden que los desequilibrios en la microbiota (equilibrio entre bacterias buenas y malas) generan dolencias que a largo plazo pueden agravarse», explica.

Además, con la probiota como protagonista, ADL Bionatur está empezando a comercializar una gama de productos probióticos para la pérdida de peso, con idea de lanzar una línea de probioticos propia en los próximos meses.

Trabajadores y beneficio

Contando con 295 trabajadores, los planes de ADL Bionatur en cuanto a contratación pasan por el mantenimiento de la plantilla, con incrementos moderados. «Este tipo de fábricas requieren mucho 'know how', hay que formar específicamente a los empleados antes de que comiencen a trabajar». El 'gran salto' en la contratación se ha dado este año según la empresa, por lo que aumentar la plantilla será una cuestión progresiva.

Haciendo un ejercicio de ver más allá de 2019, Pilar de la Huerta avanza las intenciones de la empresa.

«De aquí a cinco años me gustaría que estuviera al cien por cien de su capacidad productiva, generando un beneficio neto sostenible muy relevante, con EBITDAs (beneficios antes de impuestos) de en torno a un 30% de la facturación, con facturaciones cercanas a los cien millones y con un portfolio de producto propio que asegure que en el futuro la compañía va a ir llenando su capacidad de fermentación no solo con servicios a terceros, sino con el propio producto de la empresa».

Temas

León