Amilivia toma el testigo de Jesús Encabo en el Consejo de Cuentas

Mario Amilivia, durante su toma de posesión./Brágimo
Mario Amilivia, durante su toma de posesión. / Brágimo

En el acto celebrado en el vestíbulo del Consejo de Cuentas, renovaron su cargo de consejeros, Miguel Ángel Jiménez, a propuesta del PP y Emilio Melero, propuesto por el PSOE, y se sumó a la institución el hasta ahora presidente del Consultivo, Mario Amilivia que, presumiblemente, será el nuevo presidente de la institución

LEONOTICIASPalencia

El presidente en funciones del Consejo de Cuentas de Castilla y León, Jesús Encabo, se despidió este miércoles la institución que ha presidido los últimos siete años, de forma oficial, al destacar que durante este mandato el órgano autonómico ha reforzado su conexión con los ciudadanos, acercándo a la sociedad el «gran trabajo» del Consejo. Durante su presidencia, dijo, la institución elaboró 113 informes, celebró 153. «Han sido unos años muy intensos, de mucho trabajo, marcados por la crisis que también han llevado cambiar leyes», dijo.

Durante su última intervención pública, en la que estuvo visiblemente emocionado, puso en valor el trabajo de los empleados del Consejo de Cuentas que se han adaptado, tanto a los nuevos marcos normativos como a las nuevas demandas. Asimismo, enfatizó en la «buena sintonía» que ha existido en estos años en el Consejo de Cuentas con las instituciones de Castilla y León, sobre todo con el Parlamento autonómico. Por otro lado, Encabo quiso reclamar al los grupos políticos representados en las Cortes que reflexión y adopten las propuestas hechas por este órgano.

En el acto celebrado en la sede del Consejo de Cuentas, el vicepresidente primero de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, agradeció a Encabo el trabajo desarrollado al frente de la institución durante estos cerca de siete años y afirmó que el trabajo realizado por la institución desde 2003 ha sido «un estímulo». En ese sentido, pidió a los consejeros que hoy tomaron posesión de su cargo que sigan velando por la transparencia y eficacia de las instituciones.

Así, aseguró que la institución ha trabajado para lograr que el 85 por ciento de las entidades locales de Castilla y León presente sus cuentas ante la institución, frente al 40 por cien inicial y destacó la responsabilidad que tiene el Consejo al auditar cerca de 13.000 millones de euros, de los que el 75 por cien corresponden a las administraciones de Castilla y León.

Toma de posesión

En el acto celebrado en el vestíbulo del Consejo de Cuentas, renovaron su cargo de consejeros, Miguel Ángel Jiménez, a propuesta del PP y Emilio Melero, propuesto por el PSOE, y se sumó a la institución el hasta ahora presidente del Consultivo, Mario Amilivia que, presumiblemente, será el nuevo presidente de la institución. Decisión que adoptará el pleno del Consejo en los próximos días. Estos nombramientos fueron adoptados gracias al consenso de las Cortes, tal y como destacaron los líderes el PP y del PSOE en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco y Luis Tudanca.

Para este último, el Consejo de Cuentas es una institución «fundamental» en la Comunidad para garantizar la transparencia y la limpieza institucional. Algo en lo que coincidió Fernández Mañueco que puso en valor el esfuerzo de la institución por el control de la gestión pública.