6.000 horas de vigilancia desde el aire

Imagen del Searcher MKIII junto al equipo de tierra../
Imagen del Searcher MKIII junto al equipo de tierra..

El Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos del regimiento de Inteligencia número 1 cumple 6.000 horas de vuelo con los vehículos aéreos tripulados dentro del convenio con la Junta para la lucha contra incendios

LEONOTICIASLeón

6.000 horas de vigilancia, de permanente atención y de esfuerzo conjunto. Una mirada vigilante desde el aire con el fin de aportar seguridad.

Es el resumen del largo recorrido realizado hasta la fecha por los vehículos autónomos tripulados del Ejército español. Con este mantienen activos diferentes convenios las administraciones autonómicas y en concreto la Junta de Castilla y León que ha visto en estos drones un perfecto sistema de vigilancia que permite el control, localización y prevención de incendios forestales.

Los Searcher MK III utilizados para estas misiones son fabricados en Israel por la IAI (Israel Aerospace Industry) y el Ejército cuenta con cuatro unidades de este modelo, que se adquirieron inicialmente junto a la estación de control, un data link portátil y un terminal de vídeo remoto.

Las aeronaves tienen una envergadura de 8,5 metros por 5,85 metros de longitud y una autonomía máxima de 15 horas. En realidad las misiones raramente pasan de las 10 horas, una cifra que se establece únicamente con la seguridad como elemento clave.

Los UAV (drones) del sistema PASI pueden volar a 250 kilómetros de distancia desde la estación de control y con un techo de vuelo de 20.000 pies (6.500 metros). La velocidad de estas aeronaves suele rondar los 65 nudos (120 km/h).

Contenido Patrocinado

Fotos