La sombra del sacerdote pederasta se pierde por el paso de los años y La Bañeza ignoraba lo sucedido en el Seminario

Antiguo Seminario Menor de La Bañeza, hoy residencia de ancianos./
Antiguo Seminario Menor de La Bañeza, hoy residencia de ancianos.

El primer caso de pederastia en la Iglesia en León pasa casi de puntillas entre los bañezanos, que apenas recuerdan el paso de José Manuel Ramón por la localidad y que desconocían los abusos sexuales

A. CUBILLASla bañeza

Tras los muros de este inmueble, el sacerdote leonés José Manuel Ramón Gordón abusó sexualmente de al menos dos menores. Fue allá por el año 1989 durante su etapa como profesor en el Seminario Menor de La Bañeza.

Unos aberrantes hechos que, sin embargo, durante 28 años guardaron con recelo las paredes de este gigantesco edificio reconvertido desde finales de los 90 en una residencia de mayores que ignoraban los hechos ocurridos tres décadas atrás.

Al igual que la mayoría de los vecinos de La Bañeza que incluso recibían sorprendidos y por boca de los periodistas esta noticia. No tenía ni idea, remarcaban unos y otros que aseguraban que, reconociendo la mano dura que años atrás tenía la Iglesia desconocían la existencia de abusos sexuales hacia menores en el Seminario.

Sin embargo y tras salir a la luz la noticia, algunos apuntan incluso a más casos. Ayer hablándolo me comentario que ya se habían dado más casos con este sacerdote. Aunque no sabemos si se fue por su propia voluntad o le echaron.

Y es que el paso del tiempo ha hecho que la sombra de este párroco, que durante los últimos 25 años ejerció el sacerdocio en Zamora, se pierda entre los vecinos de La Bañeza que incluso hacen alusión a la lejanía de unos hechos que ya han prescrito como delito.

Unos aberrantes hechos, según remarcaba la Diócesis de Astorga que, a través de un comunicado, confirmaba los abusos cometidos por parte del párroco José Manuel Ramón Gordón que fue cesados el pasado mes de julio de 2016, solicitando éste posteriormente su jubilación, desconociéndose en la actualidad su paradero.

Carta al Papa

Los hechos salen a la luz después de que uno de los afectados remitiese una carta al Papa Francisco denunciando las vejaciones y tocamientos a los que fueron sometidos varios alumnos de 8º de EGB. Me robaron mi infancia, mi ilusión, mi inocencia, relataba la víctima en una carta que hacía publica la Opinión de Zamora.

En ella, el afectado aseguró que tanto él como su hermano gemelo y varios niños más internos en seminario sufrieron abusos por parte del párroco. "Cuando por fin terminaba se marchaba como había venido, en el más completo de los silencios, y tú permanecías allí, roto, lleno de miedo, llorando, intentando comprender y con la triste esperanza de que la siguiente noche, quizás, no iría a por ti".

La historia del Seminario Menor de La Bañeza arranca en 1961 cuando el obispo de la Diócesis inauguró el primer curso. Sin embargo, la crisis vocacional obligó a trasladar todas las funciones formativas al de Astorga en 1995, año en el que se cedieron las instalaciones a la organización Mensajeros de la Paz.

Precisamente, ahí hoy no queda un resto de lo que fuera el Seminario. La organización ocupa la totalidad de las instalaciones que remodeló al cien por cien a excepción del salón del actos.

Unos hechos que, tras ser confirmados por la Diócesis de Astorga, constituyen el primer caso de pederastia en la Iglesia en León así como en el conjunto de la Comunidad.