Turistas, vecinos, trabajadores, así eran las víctimas de Chekatt

Ciudadanos encienden velas y escriben mensajes en el lugar donde falleció una de las víctimas del atentado. /EFE
Ciudadanos encienden velas y escriben mensajes en el lugar donde falleció una de las víctimas del atentado. / EFE

Las autoridades preservan la intimidad de los afectados mientras las familias van conociendo la magnitud de la tragedia

NEREA AURRECOECHEA

A las dos víctimas mortales hay que añadir una tercera persona que se encuentra en muerte cerebral, un joven en estado crítico y doce heridos más, seis muy graves. Poco a poco, van trascendiendo algunos de sus datos. Anupong Suebsamarn, de 45 años, es uno de los fallecidos, un turista tailandés que había llegado a Estrasburgo el lunes junto a su esposa, Naina. De la mujer se sabe que ha sido atendida por la Embajada de Tailandia en París. La otra víctima mortal es un hombre de cuarenta años residente de Estrasburgo, cuya identidad no se ha dado a conocer. Se encontraba delante del restaurante Stub en el momento de la tragedia. Según contó un camarero del establecimiento a FranceInfo, la víctima estaba en la acera esperando a que su mujer y sus hijos salieran de los aseos del restaurante cuando recibió un tiro. Murió antes de que llegaran las asistencias, quince minutos después.

El hombre que se encuentra en estado de muerte cerebral es de origen afgano, según 'Le Parisien', que detalla que es mecánico de automóviles en Estrasburgo. Eyup Sahin, presidente de la federación regional Milli Gorus, preside la mezquita Eyyûb Sultan que frecuenta la víctima. «Alquiló durante dos años un local de la mezquita donde había abierto su garaje», explicó a 'Le Parisien'. «Venía todos los días a desayunar a la mezquita y había venido a rezar el viernes».

Este padre de familia es unánimemente descrito en la prensa francesa como «una persona de bien», «muy servicial», dijo Sahin. En 'Dernières Nouvelles d'Alsace' David, un familiar de la víctima, juzga de «inhumano» el acto terrorista y llama a no hacer comparaciones entre terroristas y musulmanes.

También se encontraba en estado crítico, con una bala alojada en la base del cráneo, el periodista italiano Antonio Megalizzi, de 28 años y natural de Rovereto (Trento). El joven se encontraba en Estrasburgo para cubrir la asamblea plenaria del Parlamento Europeo para Europhonica, una red de radios comunitarias. Según explicó a la prensa italiana el padre de su novia Luana, Danino Moresco, la familia había viajado ya a la ciudad francesa y las primeras noticias que habían recibido no invitaban a la esperanza. «Los médicos les han dicho que la posición del proyectil hace imposible operarle. Antonio está luchando por sobrevivir. Debe hacerlo, tiene que hacerlo, es el mejor tipo que he conocido», decía emocionado Moresco, un conocido restaurador trentino.

Además, en cuidados intensivos permanecía un hombre natural de la región francesa de Los Vosgos, que recibió varios balazos en la nuca cuando se encontraba en una cafetería. Otra residente en Los Vosgos -se desconoce si están relacionados- Jeanne Lorho, de 18 años, se cuenta entre los heridos fuera de peligro tras ser operada de un balazo en un brazo, según anunció su madre en Facebook. Los Lorho regentan una popular quesería en la Rue des Orfèvres de Estrasburgo, pero Jeanne vive en Moyenmoutier, a 80 kilómetros. El resto de los heridos, de los que las autoridades no ofrecieron datos, se mantenía ayer estable dentro de la gravedad.

Más información

 

Fotos