Un niño denuncia al FBI que su madre y el novio le entrenaban para «hacer la yihad»

Un niño denuncia al FBI que su madre y el novio le entrenaban para «hacer la yihad»

El niño fue rescatado junto a otros menores retenidos en un campamento insalubre en pleno desierto de Nuevo México, donde fue hallado el cadáver de un niño de tres años

REUTERS / EPWashington

Un niño de 13 años que formaba parte del grupo de 11 once menores famélicos que fueron rescatados el mes pasado en pleno desierto de Nuevo México, ha declarado ante agentes del FBI que el novio de su madre estaba entrenándole para que participase en la 'yihad' contra los infieles, según registran documentos federales.

Las autoridades policiales, que buscaban a un niño de tres años del que había sido denunciada su desaparición, descubrieron que vivían en un poblado sin agua corriente ni apenas comida, lugar que fue desmantelado y donde fueron arrestados cinco adultos. En el lugar fue también hallado el cuerpo sin vida del pequeño de tres años que buscaban las autoridades y que se encontraba enterrado.

En un principio tenían que hacer frente a numerosos cargos civiles, pero este viernes, los cinco adultos, incluida una mujer de 35 años que parece ser la líder del grupo, fueron arrestado por el FBI, acusados de conspiración y tenencia ilegal de armas.

Más información

Querían «formar un ejército»

De acuerdo con el FBI, el joven de 13 años ha declarado que el novio de su madre, Siraj Ibn Wahhaj, de 40 años, quería «formar un ejército» con los menores y entrenarles para ser yihadistas. Según el joven, Ibn Wahhaj, le entrenó a él y a otro de los menores en el uso de armas de fuego, cómo recargarlas y el combate mano a mano, al tiempo que les enseñaba que «hacer la yihad» implicaba matar a infieles en nombre de Alá.

El menor de 13 años también ha asegurado ante los agentes que su madre, la supuesta líder del grupo, creía que recibía mensajes de Alá. En una ocasión les habría supervisado mientras Ibn Wahhaj y él participaban en un supuesto «exorcismo» del niño fallecido de tres años. Durante el ritual, el pequeño se atragantó y se le paró el corazón.

Los abogados defensores de los adultos acusados han alegado en todo momento que simplemente estaban ejerciendo su derecho constitucional a practicar su propia religión y a tener armas de fuego. También argumentan que el grupo está siendo discriminado por ser de color y musulmán.

Estado de las instalaciones donde fueron hallados los menores.
Estado de las instalaciones donde fueron hallados los menores. / Afp

Contenido Patrocinado

Fotos