Imelda Marcos, candidata a gobernadora en Filipinas

Ferdinand 'Bongbong' Marcos Junior, Imelda Marcos e Imee Marcos, tras presentar su candidatura electoral/EFE
Ferdinand 'Bongbong' Marcos Junior, Imelda Marcos e Imee Marcos, tras presentar su candidatura electoral / EFE

La esposa de dictador Ferdinand Marcos, de 89 años, pretende relevar en el cargo a su hija Imee

EFEManila

Imelda Marcos, viuda del dictador filipino Ferdinand Marcos, ha presentado este martes su candidatura al cargo de gobernador de Ilocos del Norte -feudo tradicional de la familia-, de cara a las elecciones legislativas de 2019. A sus 89 años, la que fue primera dama de Filipinas entre 1965 y 1986, estará acompañada por su nieto Matthew Marcos, quien se opta al puesto de vicegobernador.

La mujer del dictador Ferdinand Marcos, que ejerció un rol activo dentro del gobierno de su marido y por lo que fue apodada como la 'Mariposa de Hierro', pretende tomar el testigo de su hija Imee Marcos, actual gobernadora de Ilocos del Norte. Esta anunció que dejará vacante el cargo para postularse como candidata a un escaño en el Senado, con lo que daría el salto a la política nacional. «Puedo contribuir a las mejoras esconómicas de nuestro país (...) Me aseguraré de que las leyes aborden las necesidades de nuestras localidades en términos de medios de vida, educación y salud, que son la clave para el alivio de la pobreza», señaló Imee en un comunicado.

El clan político de los Marcos está encabezado por Ferdinand 'Bongbong' Marcos Junior, hijo del dictador, quien se presentó como candidato independiente a la vicepresidencia y quedó segundo en los comicios del 2016. Una ajustada derrota que Marcos nunca aceptó y recurrió ante los tribunales tras alegar unas irregularidades en los comicios, lo que no pudo demostrarse ante la justicia.

Ferdinand Marcos y su esposa Imelda gobernaron Filipinas desde las elecciones presidenciales de 1965 hasta que una revuelta popular pacífica los llevó al exilio en 1986. Durante los nueve años -entre 1972 y 1981- que duró la ley marcial que impuso Marcos, al menos 3.240 personas fueron ejecutadas, 70.000 encarceladas y 34.000 torturadas, según datos de Amnistía Internacional.

El expresidente Marcos falleció en Hawai (Estados Unidos) en 1989 y su viuda e hijos regresaron al país en 1992 para afrontar más de 400 procesos judiciales, aunque ninguno les ha llevado a la cárcel. El actual presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha expresado públicamente su apoyo a los Marcos y facilitó que el cadáver del dictador fuese enterrado en el Cementerio de los Héroes, en Manila, el 18 de noviembre de 2016.

Contenido Patrocinado

Fotos