Buteflika renunciará antes de que expire su mandato,el próximo día 28

Miles de argelinos se manifiestan contra el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika./EFE
Miles de argelinos se manifiestan contra el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika. / EFE

El jefe de Estado tomará antes «medidas para garantizar la continuidad del funcionamiento de las instituciones estatales durante el periodo de transición»

R.C.

El presidente argelino Abdelaziz Buteflika, renunciará antes de que expire su mandato, el próximo día 28, según anunció la presidencia de la república en un comunicado citado por la agencia estatal APS. El jefe de Estado tomará «medidas para garantizar la continuidad del funcionamiento de las instituciones estatales durante el periodo de transición», añade el texto.

Desde el 22 de febrero, un movimiento de protestas masivas e inéditas pide su renuncia y la de su entorno, y en último término, que se cambie por completo el «sistema» en el poder. Buteflika, de 82 años y muy debilitado por un accidente cerebrovascular que sufrió hace seis años, dirige el país desde hace casi dos décadas. El todavía presidente quedó aislado en los últimos días después de perder a varios aliados, entre ellos el jefe del Estado mayor del Ejército, Ahmed Gaïd Salah, quien para intentar apaciguar la oposición popular propuso inhabilitar al jefe del Estado.

Según la Constitución, una vez que su renuncia esté formalizada, es el presidente de la Cámara alta del Parlamento quien llena el vacío por un plazo máximo de 90 días, durante el cual tiene que organizar una elección presidencial.

Impedir la huida

Buteflika nombró el domingo por la noche un nuevo Gobierno, con ocho ministros del anterior equipo, en un vano intento de desactivar el movimiento popular. Pero el régimen se desmorona y un claro indicio es la detención, en un puesto fronterizo con Túnez, del empresario Alí Hadad, presidente del principal grupo de construcción del país, dependiente de los mercados públicos y allegado del jefe del Estado y sobre todo de su hermano y consejero, Saíd Buteflika. La autoridad de aviación civil también prohibió cualquier movimiento de aviones privados para impedir que algunas personalidades que pueden ser investigadas huyan del territorio.

Temas

Argelia