Victoria Federica se viste de rojo en su puesta de largo

Victoria Federica se viste de rojo en su puesta de largo
R.C.

La hija de la infanta Elena y Jaime de Marichalar vivió su gran noche rodeada de familiares y amigos

COLPISA

En septiembre pasado cumplió 18 años. Y desde entonces su notariedad pública ha sido más que evidente. Hace solo unas semanas, en Sevilla, amadrinó la exhibición de enganches de la Feria de Abril. En coche de caballos, con mantilla, la hija de la infanta Elena y de Jaime de Marichalar conquistó al público sevillano de la Maestranza por su naturalidad y sencillez. Pero su gran noche fue este jueves. Victoria Federica de Todos los Santos, la hermana pequeña de Froilán, vivió su puesta de largo. Recuperó la tradición de presentarse en sociedad. En otros tiempos, la puesta de largo era algo así como anunciar que la joven ya está preparada para el matrimonio.

Victoria Federica eligió el color rojo. Y se decidió (probablemente por iniciativa de doña Elena) por Lorenzo Caprile para vestir su gran noche. Un vestido en cuello V, y corte bajo el pecho del que pendían flecos de strass. Se recogió su morena melena en un moño bajo y, como joyas, unos discretos pendientes.

La fiesta, que se celebró hasta bien entrada la noche y en la que no faltó la música, tuvo lugar en la finca de La Escorzonera, a las afueras de Madrid. Y entre los invitados, sin contar a sus padres y hermano, Felipe Juan Froilán, se encontraban la reina Sofía, así como su primo Juan Urdangarin, además de Luis y Amina, hijos de Cayetano Martínez de Irujo; y Tana Rivera, hija de Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera. Precisamente, hace casi un año, Victoria Federica (entonces de negro) fue una de las invitadas a la puesta de largo de Tana.

A juzgar por las fotos publicadas en Instagram, a la hija de la infanta Elena le regalaron un cerdo enano envuelto en una bandera de España. La lista de regalos, seguro, fue amplia y no faltarían objetos de firmas de lujo.