https://static.leonoticias.com/www/gente-estilo/_config/foreo_1040x80_ok_1-ki3H-U601773329076tFD-1040x50@Leonoticias.jpg

Streisand pide perdón a los acusadores de Jackson

Streisand, en una foto de archivo junto a Jackson. /
Streisand, en una foto de archivo junto a Jackson.

Da por buenas sus denuncias de abuso sexual recogidas en la cinta 'Leaving Neverland', aunque minusvaloró su gravedad: «No los mataron, se casaron y tienen hijos»

ISABEL IBÁÑEZ

El documental 'Leaving Neverland' de HBO donde dos hombres, Wade Robson y James Safechuck, acusan a Michael Jackson de haber abusado de ellos cientos de veces cuando eran solo unos críos de 7 y 10 años, sigue levantando polvareda. Este viernes, Barbra Streisand sorprendía al involucrarse en este turbio asunto con unas declaraciones realizadas al diario 'The Times', y de una manera sorprendente; por un lado, dando por buenas las acusaciones de ambos y asegurando que creía en sus testimonios «totalmente». Pero, por otro, intentó de alguna manera excusar al rey del pop con una frase como: «Sus necesidades sexuales eran sus necesidades sexuales, que provienen de su infancia o del ADN que tenía», y cargó las tintas en la responsabilidad de los progenitores: «Tengo una combinación de sentimientos. Me siento mal por los niños. Me siento mal por él (Jackson). Yo culpo, supongo, a los padres. ¿Quiénes permitieron si no a sus hijos dormir con él? ¿Por qué necesitaría Michael que estos pequeños se disfrazasen como él con sus zapatos, el baile y los sombreros?». Y lo remató así: «Puede decirse que fueron molestados, pero esos niños, como se les escucha decir, estaban encantados de estar (en el rancho Neverland). Ambos se casaron y ambos tienen hijos, no los mataron».

El director de la cinta, Dan Reed, rápidamente se hizo eco de ello en su Twitter, preguntándose: «¿Realmente dijiste eso?». Más tarde agregó: «'Sus necesidades sexuales eran sus necesidades sexuales'... ¿Se tolera la pedofilia en la industria del entretenimiento?». Al ver el barullo montado, la actriz y cantante hizo público el sábado un comunicado en el que de nuevo apuntaba a los padres como responsables primeros por haber permitido que sus hijos durmieran con Jackson: «Para que quede claro como el agua, no hay ninguna situación o circunstancia en la que esté correcto que alguien se aproveche de la inocencia de los niños. La función más importante de ser padre es la de proteger a los hijos. Está claro que los padres de los dos jóvenes también fueron victimizados y seducidos por la fama y la fantasía».

«Los admiro»

Y de nuevo las críticas por lo que volvía a parecer un intento de sacar la cara al artista, al que define como «una persona muy dulce y muy infantil». Así las cosas, unas horas más tarde decidió volver a pedir disculpas por no haber elegido sus palabras «con más cuidado»:«No quise desestimar de ninguna manera el trauma que estos chicos experimentaron. Como todos los sobrevivientes de ataques sexuales, tendrán que llevar esto por el resto de sus vidas. Siento un profundo remordimiento y espero que James y Wade sepan que de verdad los respeto y los admiro por contar su verdad». Streisand asegura que coincidió con Jackson un par de veces, pero que no puede hablarse de amistad entre ellos.