«En este país cada vez se pueden decir menos cosas»

Controvertido. «La obligación de un escritor es ser polémico»./ e.c.
Controvertido. «La obligación de un escritor es ser polémico». / e.c.

Juan del Val Escritor | «Asociar el machismo a los hombres y el feminismo a las mujeres me parece un error tremendo»

ARANTZA FURUNDARENA

Dice estar encantado de que se le conozca como el marido de la presentadora valenciana Nuria Roca. «Es que es más lista, más famosa y gana mucho más que yo». Amante de las mujeres, en todos los sentidos, Juan del Val acaba de obtener a sus 48 años el Premio Primavera de Novela con 'Candela'. «Me apetecía meterme en la piel de una mujer», asegura.

- Mujer, y de barrio.

- A mí es que, además de atraerme, las mujeres me interesan más que los hombres. Y de barrio, porque yo soy de un barrio madrileño y eso no se te quita nunca, por suerte.

- Como diría Flaubert... ¿Madame Candela c'est moi?

- Exacto. Candela soy yo, en muchas cosas. Las mujeres que han leído la novela dicen que no parece escrita por un hombre, sobre todo en las escenas de sexo, y eso me encanta.

- ¿Cómo lo ha conseguido?

- Estando muy pendiente de ellas. Al final se va aprendiendo y conociendo a la persona con la que se está, sexualmente también. Y yo con quien estoy es con mujeres.

- Pues nada... ¡Seis toros seis para Juan del Val!

- Noooo. Me refiero a que tengo una parte femenina muy desarrollada. Soy de tener más amigas que amigos, desde niño.

- Lo cual no lo convierte en un mujeriego. ¿O sí?

- No creo. Para mí las mujeres no son una pieza de caza. Yo estoy muy lejos de eso.

- Detecto un toque almodovariano en su novela.

- Me lo han dicho, pero no lo he buscado. A Almodóvar le admiro. Tenemos referentes comunes: la madre de pueblo, todopoderosa... Pero creo que él es un personaje mucho más atormentado que yo.

- Por fin su obra no va asociada a su vida matrimonial.

- En mi anterior novela me desnudé, hice una autobiografía y los medios se quedaron solo con una parte, la de la pareja abierta. Si alguien solo ve lo que hago en relación con mi mujer se equivoca, pero es su problema.

- No se siente a la sombra de Nuria Roca.

- Ni yo me siento así, ni ella me siente así. Pero tampoco me importa que la gente me conozca como el marido de Nuria. Me encanta serlo.

- ¿Se arrepiente de haber defendido la infidelidad?

- No. Pero es que yo no digo lo conveniente, digo lo que pienso. Lo demás es pura hipocresía. Cuando se habla de infidelidad la gente se pone muy nerviosa. Pero no la hemos inventado Nuria y yo, está en toda partes. Vivimos en una sociedad en la que todo el mundo dice lo conveniente por miedo a las redes sociales. Pero la obligación de un escritor es ser polémico.

- Ahora es Nuria la que airea su vida íntima en 'El Hormiguero'...

-No, no. Yo soy el guionista de su sección y ella solo se refirió a una terapia de pareja que hicimos como parte del programa. Relató algunos detalles e hizo unos chistes. Luego llegaron los digitales y lo tergiversaron todo.

- ¿Se siente manoseado por los digitales?

- Todo el tiempo. El problema es que en este país cada vez se pueden decir menos cosas. La primera vez que Nuria dijo que éramos una pareja abierta fue en el año 2006, y no tuvo la menor repercusión.

- ¿Qué ha cambiado?

- Que los medios necesitan poner un titular llamativo para que la gente haga un click. Y luego está lo políticamente correcto... Se ha perdido un montón de libertad por culpa de las redes sociales. 'El Español' llegó a decir que yo era el único marido de España, que se sepa, que no satisface a su mujer. A mí eso me da risa.

- ¿Guioniza usted también esa tensión sexual irresuelta entre Pablo Motos y Nuria Roca?

- Yo no la veo. Ellos se conocen desde hace mucho y tienen mucha confianza a la hora de meterse el uno con el otro. Los dos son muy 'friquis' para experimentar cosas nuevas y tienen mucha capacidad de reírse de ellos mismos. Hay mucha conexión, mucha química. Tensión sexual, no.

- ¿Sigue siendo taurino?

- Lo seré hasta que me muera. O hasta que los prohíban. Se puede ser de izquierdas, feminista, ateo y aficionado a los toros. A Lorca le fusilaron junto a dos banderilleros anarquistas. Con eso está dicho todo.

- ¿Qué tic de lo políticamente correcto le saca de quicio?

-Que se asocie el machismo con los hombres y el feminismo con las mujeres. Creo que es un error sideral. Hay muchas madres, muchas mujeres machistas.

-Con tres Ironman terminados, ¿no será usted un macho alfa?

- Hacía maratones y como me gustan los retos imposibles me metí en el Ironman. Ahora llevo un año y medio parado. En cuando a lo de macho alfa... Yo modestamente tengo éxito con las mujeres, pero soy cero competitivo y los machitos me caen fatal.