Julián Contreras Jr.: «Cobro 160 euros al mes»

Julián Contreras Jr. /Instagram
Julián Contreras Jr. / Instagram

El nuevo colaborador del programa de TV 'Corazón' está atravesando por una complicada situación desde que fuera desahuciado

EL NORTE

Julián Contreras, padre e hijo, están atravesando por una situación complicada después de haber sido desahuciados. En una entrevista concedida a 'La Razón', hablan de su comprometida situación y la enfermedad del padre que está a punto de quedarse ciego: «Tengo toda mi vida en tres maletas y mi padre en cinco. Es lo único que hemos podido salvar después de que nos echaran de la casa».

El origen de esta situación se encuentra en la ruina de su restaurante Pura Gula que Julián Contreras Jr. abrió en julio de 2013 en Madrid y que un año después se reducía a una deuda de 200.000 euros: «Me creía las mentiras del emprendimiento. Me concedieron un crédito, no me fue bien y lo amplié. Empiezas a dejar de pagar a los proveedores y luego el alquiler. Yo estaba como garante solidario y ahora tengo un administrador concursal al que le doy hasta los tickets del supermercado. Si me meten en Soto del Real, viviría mejor. Por los menos tendría asegurada la comida».

El empresario reconoce que vive con 160 euros al mes, lo que recibe de un salario total de 1.300 euros mensuales retenido la gran mayoría por Hacienda: «¿Crees que se puede vivir así? Es un nivel de asfixia... No puedo alquilar, ni dar de alta el móvil, ni abrir una cuenta bancaria, ni tener tarjeta de crédito. Estoy en el registro de morosos y en cuanto un banco pone mi DNI sale todo lo que debo». Reclamó al juez que se saldaran sus deudas con este dinero que le retienen porque «sin trabajar no puedo generar ingresos y no puedo seguir pagando».

Debido al desahucio que vivieron hace unos días, el joven dice no tener techo bajo en el que dormir: «Desde que me desahuciaron y no me dieron ni la prórroga de 30 días que establece la ley, cada día hemos dormido en un un lugar. La primera, un amigo dentista nos dejó un sótano de su consulta. Así vamos tirando, de nosotros y de nuestras maletas».

Esta desesperante situación ha complicado el estado de salud de su padre: «Mi padre se está quedando ciego. No puede ir solo por ahí, ni conducir, tenemos que vivir juntos, ya no solo por los problemas económicos, sino porque tiene muchas dificultades».

Julián Contreras empezó con problemas oculares hace tres años, tras perder la visión de unos de sus ojos. En ese momento, fue operado de glaucoma en el hospital público Ramón y Cajal de Madrid: «Le implantaron una válvula en cada ojo para que no tenga otro colapso como el que sufrió antes de la intervención, pero cura no tiene».

La irreversibilidad de la enfermedad posibilita que pueda pedir ayudas: «Mientras yo pueda seguir trabajando, no pediremos nada. Hay gente que tiene muchas más necesidades que nosotros. Es una cuestión de ética y estética».

De todos modos, parece que la luz al final del túnel empieza a vislumbrarse al comenzar a colaborar en el programa de Anne Igartiburu en TVE, 'Corazón', donde estará acompañado por su cuñada Lourdes Montes.

Contenido Patrocinado

Fotos