Banderas, rotunda negativa a la boda con Kimpel

El actor malagueño Antonio Banderas. /El Comercio
El actor malagueño Antonio Banderas. / El Comercio

El actor malagueño no quiso pedir matrimonio en directo a su pareja, Nicole Kimpel

EL NORTE

La cadena Fox y los estudios 20th Century Fox organizaron una fiesta en la antigua catedral de Los Ángeles para los actores y actrices de su elenco que fueron nominados a los Emmy. Entre ellos, Penélope Cruz, Ricky Martin y Antonio Banderas se dieron cita en el viejo templo Santa Vibiana, que alberga el restaurante de moda, el Redbird, dirigido por Neal Fraser. Este chef deleitó a sus invitados con bandejas de canapés a base de quesos, salmón y verduras de todos los colores.

Ante unas estrictas medidas de seguridad, los presentes dieron cuenta de los canapés mientras esperaban la llegada de los protagonistas de 'El asesinato de Gianni Versace', una de las ganadoras de la noche, 'Picasso', o 'The Americans', premiada con dos Emmy. Las estrellas, como recoge la web de El Comercio, tardaron, lo mismo que Penélope Cruz, que cambió para la fiesta su sofisticado Chanel por un atrevido vestido de gasa negro de la misma firma. La actriz española asistió sin Javier Bardem, y estuvo acompañada en todo momento por el director Ryan Murphy, que paseaba feliz su Emmy de mesa en mesa.

Pero la anécdota de la fiesta fue protagonizada por Antonio Banderas cuando una periodista le preguntó en directo si estaba dispuesto a pedirle matrimonio a su novia, Nicole Kimpel, allí mismo. Un tanto mosqueado, el malagueño contestó: «De ninguna manera, eso no va a ocurrir aquí». La negativa sorprendió a los asistentes, aunque la pareja no le dio ninguna importancia y continuó con sus caricias y arrumacos. Banderas y Kimpel, cansados por el 'jetlag', aguantaron media hora en una fiesta que concluyó a las dos de la madrugada.

Contenido Patrocinado

Fotos