El absentismo laboral en León tiene un coste de 133 millones de euros y supone 10.829 jornadas perdidas al año

Jornada celebrada en la Federación Leonesa de Empresarios. / Noelia Brandón

Las patologías de espalda, cervicales y articulaciones son la causa de la mayoría de las bajas de trabajadores, que paran cerca de 77 días por contingencia y afecta especialmente a sectores del comercio, la administración o la educación

RUBÉN FARIÑASLeón

El absentismo laboral crece en la provincia de León y el coste de estas bajas es un problema «bastante grave» para los empresarios.

En 2018, la incapacidad temporal por contingencias comunes tuvo un coste de 133 millones de euros y representó 10.829 jornadas anuales perdidas, lo que supondría que siete de cada cien trabajadores leoneses no hubieran acudido a su puesto en todo el año.

Así lo ha afirmado la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo, que ha participado en unas jornadas ofrecidas por la Federación Leonesa de Empresarios en unas jornadas sobre absentismo laboral en la provincia.

El director gerente de Amat, Pedro Pablo Sanz destacaba el incremento del gasto de un 44% en los últimos cinco años, mientras que le número de población protegida por diferentes seguros apenas ha subido un 5%. «Son datos escandalosos», afirmaba al apuntar que el gasto en términos de prestaciones económicas de la Seguridad Social ha sido de 77 millones de euros, mientras que el coste directo a cargo de las empresas representa 56 millones de euros.

Un 10% más que en 2017

Durante 2018, se contabilizaron más de 30.768 bajas, lo que supone un 10% más que en 2017, y la duración media de las mismas se sitúa en casi 77 días por trabajador. «Ninguno quiere que un trabajador esté trabajando si no está recuperado pero sí por la carga asistencial del sistema, por las listas de espera, que hace que estas bajas se prolonguen».

Por sectores, el comercio, la administración general, el personal de educación y el sanitario son los que solicitan más incapacidades temporales. Los días que más bajas se solicitan son los lunes -los viernes los que menos- y las franjas de edad más afectadas están entre los 36 y los 40 años.

En cuanto a las patologías, las más frecuentes son los dolores de espalda, las articulaciones, daños como esguinces o tendinitis, o problemas en la columna cervical.

Los datos son «preocupantes» para mutuas y empresarios leoneses que apuestan por rebajar las cifras de absentismo laboral en la provincia para ahorrar costes y mejorar la productividad.