¿Quiénes optan a sustituir a Juncker?

Arriba. Margrethe Vestager y Manfred Weber. Abajo. Frans Timmermans y Manfred y Michel Barnier. /AGENCIAS
Arriba. Margrethe Vestager y Manfred Weber. Abajo. Frans Timmermans y Manfred y Michel Barnier. / AGENCIAS

Estos son algunos de los nombres con más opciones de presidir la Comisión Europea, un proceso en el que los ciudadanos tienen poco que decir

SALVADOR ARROYOCorresponsal. Bruselas

Los partidos se agrupan en el Parlamento Europeo en familias políticas transnacionales. Cada una de ellas tiene un cabeza de lista o 'spitzenkandidat' (término alemán utilizado para identificar ese liderazgo). Son los nombres que se postulan a suceder a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea. El 'heredero' puede salir de esta lista, pero podría ser propuesto directamente por los jefes de Estado y de gobierno de los Veintiocho. Otra cosa es que ese 'extra' al final logre el consenso suficiente también en la Eurocámara.

Delante de los focos ha habido en campaña varias figuras. Manfred Weber (Partido Popular Europeo), Frans Timmermans (Partido de los Socialistas Europeos) y Margrethe Vestager (Alianza de Liberales y Demócratas ALDE) son los que más opciones tienen por los resultados electorales que se prevén para sus respectivas formaciones. Pero hay otro candidato en la sombra, el negociador del Brexit, Michel Barnier. Por partes.

Manfred Weber - Partido Popular Europeo-PPE

El casi desconocido heredero natural

Sería, sobre el papel, el heredero natural de Juncker. Llega de la mano de Angela Merkel (es miembro de su partido, la CDU) y además de ese aval, salvo descalabro monumental, los populares volverían a ganar estas elecciones. El último sondeo les otorgaba 180 escaños. Tiene 46 años, es ingeniero físico de profesión y desde 2014 preside su grupo en la Eurocámara. Su papel durante esta campaña no ha sido muy destacado, ni siquiera en el gran debate televisado del día 15, cuando fue continuamente interpelado por sus contrincantes. La falta de carisma, el hecho de que no sea muy conocido fuera de Bruselas y que tampoco haya ocupado un puesto de responsabilidad pública de empaque le resta para presidir la Comisión Europea, que es casi una jefatura de Estado.

Frans Timmermans - Partido de los Socialistas Europeos-PSE

El azote de las derivas reaccionarias

Holandés. 59 años y con licenciaturas en francés y en literatura. Habla seis idiomas. Entre 2007 y 2010 ocupó la Secretaría de Estado para Asuntos Europeos de su país, y de 2012 a 2014 fue ministro de Exteriores en el Gobierno de Mark Rutte, todavía al frente del poder en Holanda. Ha sido desde 2014 vicepresidente de la Comisión Europea y vigía de asuntos tan espinosos como el Estado de Derecho y la Carta de Derechos Fundamentales. Cuenta con el respaldo efectivo de Holanda, España y Portugal pero también tiene sus detractores. Como comisario ha puesto contra las cuerdas a los gobiernos de Polonia o Rumanía y, por supuesto, a la Hungría de Viktor Orban, por sus derivas reaccionarias. Pero también al austriaco Sebastian Kurz por abrir la puerta de su Ejecutivo a la ultraderecha (ahora en descomposición por el escándalo de corrupción protagonizado por su exvicecanciller ultra Heinz-Christian Strache).

Margrethe Vestager - Alianza de Liberales y Demócratas de Europa-ALDE

La economista que encaró a los gigantes tecnológicos

Danesa. 51 años y comisaria europea de Competencia del equipo de Jean-Claude Juncker en la actual legislatura. Su nombre ha estado ligado a asuntos muy populares como las sanciones a los gigantes tecnológicos Google, Apple o Facebook. Licenciada en Económicas por la Universidad de Copenhague ha ocupado también cargos de máxima responsabilidad en el Gobierno danés, como ministra de Educación primero y posteriormente como responsable de Economía e Interior. Tiene, por tanto, un perfil alto, aunque en el gran debate de hace dos semanas en Bruselas, no logró destacar. El veto a la fusión de la francesa Alstom y la alemana Siemens, el germen de un gigante ferroviario europeo que iba a convertirse en el segundo fabricante mundial de trenes y equipamiento para redes de alta velocidad, supuso un aluvión de críticas para su departamento desde los gobiernos de Francia y Alemania.

Michel Barnier - Negociador europeo del Brexit

La figura de consenso que negoció el Brexit con May

Es el candidato 'tapado'. Exministro de Asuntos Exteriores y también de Agricultura de Francia, exeurodiputado, excomisario Europeo de Mercado Interior y Servicios y… el rostro de la negociación del Brexit. Renunció en septiembre a presentarse como el candidato de los conservadores a presidir la Comisión (hubiera rivalizado con Weber) para centrarse en el divorcio de los británicos. «Es mi deber permanecer comprometido, con toda mi energía y determinación, para la buena conclusión de esta negociación», aseguraba entonces. Su gestión ha contado con el respaldo unánime de todos los Estados miembros, a quienes ha representado en las conversaciones con los distintos equipos de Theresa May, y no le han faltado halagos tampoco en la Eurocámara. Podría ser la figura de consenso si finalmente no se cierran acuerdos políticos en torno a los cabezas de lista. El problema es que el Brexit tampoco está cerrado.