La deuda subirá al 130% del PIB en 30 años si no se reforman las pensiones

La deuda subirá al 130% del PIB en 30 años si no se reforman las pensiones

La AIReF advierte de que no se trata del escenario más probable, pero si no se toman medidas urgentes no está garantizada la sostenibilidad futura del sistema para las jubilaciones

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) sigue preocupada por lo que pueda suponer el reto demográfico en España. El organismo explica en su último Observatorio de deuda que ante un escenario en el que no se tomen medidas que neutralicen el coste de subir las pensiones conforme al IPC, la presión sobre el gasto implicaría un aumento de la deuda pública de unos 50 puntos sobre el PIB en 2048. Es decir, la deuda subiría al 130% del PIB, más de medio millón de euros si se tienen en cuenta el valor del PIB de 2018.

Este gran aumento del gasto se debe, sobre todo, a que a partir de la década de 2030 las pensiones subirán considerablemente porque se comenzará a jubilar la generación del 'baby boom'. A medio plazo, en un escenario en el que se mantengan igual las políticas, la deuda se estabilizaría en el 90% del PIB hasta 2030, volviéndose creciente a partir de entonces, dice el texto.

Tanto este 90% como el 130% del PIB que se estima está muy lejos del 60% que exige el pacto de Estabilidad Europeo y de las cifras que suponen la sostenibilidad del sistema de pensiones, por lo que el organismo pide medidas urgentes.

La AIReF propone otros dos escenarios no tan alarmistas si se implementan medidas, aunque se mantenga la vinculación de las pensiones al IPC. La segunda propuesta es que las administraciones tomen cartas en el asunto y vayan reduciendo su déficit estructural (13% para comunidades y 44% para Administración central y Seguridad Social), lo que podría reducir la deuda por debajo del 75%.

El tercer escenario implica que se hicieran reformas para reducir el impacto del envejecimiento poblacional, lo que haría reducir la deuda hasta el 60% a medio plazo, según el documento de la AIReF. Por ejemplo, hablan de la profundización en las reformas de las pensiones del 2011, subir la edad de jubilación y alargar el periodo de cálculo de la pensión a 35 años de vida laboral.