UGT deja entrever un acuerdo sobre pensiones «en los próximos días»

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la reunión con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez./Efe
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante la reunión con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. / Efe

Pepe Alvarez asegura que hay «negociaciones muy avanzadas» para volver al punto de partida de la reforma acordada en 2011 con Zapatero

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Aunque no termina de materializarse, el esperado acuerdo sobre pensiones podría estar a la vuelta de la esquina. Así lo ha dejado entrever hoy el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, durante las declaraciones a los medios que hizo antes del encuentro que mantuvo María Jesús Montero, la primera ministra de Hacienda que acude a la sede de un sindicato a presentar los nuevos Presupuestos. Así, el líder de UGT se ha mostrado muy satisfecho con las nuevas cuentas que, además de «tener el elemento fundamental de repartir la riqueza», «nos devuelven la situación de las pensiones al año 2011». «En los próximos días lo podremos decir», ha precisado.

A este respecto, Álvarez ha asegurado que las negociaciones para lograr un acuerdo en este tema «están muy avanzadas» pero ha dejado claro que pasan por «una cuestión irrenunciable»: «volver al punto de partida de la reforma de 2011», la que fue aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero pero con el consenso de los agentes sociales. Por ello, ha explicado que igual que su sindicato no tiene «margen de maniobra» para cruzar esta línea roja, tampoco deberían tenerlo los empresarios, puesto que -ha recordado- ellos también suscribieron el acuerdo.

A juicio de UGT, lo primero que hay que hacer -y que podría anunciarse en breve- sería «restablecer el acuerdo» de 2011 y, a partir de ese momento, continuar debatiendo sobre cómo financiar el sistema para que garantizar que sea sostenible.

Nueva fórmula de revalorización

Precisamente esta misma semana el Ministerio de Trabajo mantuvo una reunión con los agentes sociales en el marco de la mesa de diálogo social donde abordaron este tema, sin que transcendiera nada de lo que pudieran haber acordado. Desde el departamento liderado por Magdalena Valerio pretenden llevar a cabo una serie de reformas sobre el sistema de Seguridad Social en el corto plazo y empezar a tratar otra serie de medidas más a largo plazo, como pudiera ser la anunciada recientemente por el secretario de Estado, Octavio Granado, de aumentar un año la edad efectiva de jubilación o aumentar a 35 años el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión, tal y como explicaron fuentes del Ministerio a este periódico.

Las propuestas en el corto plazo irían más encaminadas a lograr la sostenibilidad del sistema, con medidas tales como sacar de la Seguridad Social los gastos que no sean estrictamente contributivos, como las deducciones y bonificaciones, las prestaciones de maternidad y paternidad, los gastos de funcionamiento... Pero también la reforma para devolver de manera definitiva el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, donde entrarían ya en juego la puesta en marcha de la nueva fórmula de revalorización ligada al IPC -que finalmente no se aprobó en el Real Decreto del 28 de diciembre- y la derogación del factor de sostenibilidad, aunque el Ejecutivo también se ha mostrado partidario de elaborar otro nuevo; éstas son realmente las dos claves de la reforma realizada por Mariano Rajoy, por lo que si se derogan se volvería al punto de partida de 2011.

Derogación de la reforma laboral

Pero no será la única reforma que se derogue, sino que muchos de los elementos más importantes de la reforma laboral de 2012 también tienen los días contados. En esto han coincidido tanto UGT como el Ministerio de Hacienda. Así, Montero ha prometido «seguir trabajando para intentar que las cuestiones que no se contemplan en los Presupuestos se puedan llevar a buen puerto, tales como la derogación parcial de la reforma laboral». «Es el compromiso del Gobierno», ha asegurado.

Pese a que la ministra ha admitido que determinar cuáles son los elementos que hay que derogar está siendo un «diálogo complejo», sí ha vuelto a citar como necesario recuperar la prevalencia del convenio del sector con el de empresa y, a su vez, aprobar el registro de las horas extras. Esta última medida es una línea roja para UGT. «Es una cuestión de conciencia (…). El país tiene que garantizar a los trabajadores que tienen un horario de entrada y un horario de salida», ha avisado Álvarez, quien también ha apuntado que «hay acuerdo muy avanzado sobre determinados aspectos de la reforma laboral», entre los que también ha citado como urgentes garantizar la prevalencia del convenio del sector sobre empresas y la recuperación de la ultraactividad de los convenios.

A su vez, desde UGT anunciaron que su principal caballo de batalla para el próximo año será conseguir un Salario Mínimo de 1.000 euros al mes repartidos en 14 pagas, tal y como acordaron en el acuerdo de negociación colectiva.

 

Fotos