La OCDE insiste en vincular la edad de jubilación con la esperanza de vida

Calviño y Gurría durante la presentación del informe de la OCDE. / Efe

El organismo defiende el alza del salario mínimo porque es «necesaria» y «razonable» al aproximarlo al sueldo medio

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La OCDE ya avisó el pasado miércoles a España de que su crecimiento se está desacelerando y el déficit puede aumentar si se prorrogan los Presupuestos, al igual que hizo el mismo día el FMI y la Comisión Europea. Pero este jueves el organismo internacional ha publicado su Estudio anual Económico sobre España y fueron un paso más allá. Además de medidas macroeconómicas, la OCDE volvió a reiterar una vez más su recomendación de que España vincule la edad de jubilación a la esperanza de vida, así como que se tenga en cuenta toda la vida laboral para el cálculo de la prestación, que desde la reforma laboral está en los últimos 15 años pero se va incrementando anualmente hasta que en 2022 el cálculo se haga con los últimos 25 años.

El informe, que ha sido presentado este jueves en Madrid por la ministra Calviño y el secretario general de la OCDE Ángel Gurría, explica que a pesar de que las reformas acometidas en los últimos años elevaron la edad de jubilación hasta los 67 años, el Gobierno debería vincular la edad de jubilación a la «variación de la esperanza de vida restante después de los 65 años». «Antes el modelo funcionaba muy bien, pero empezamos a vivir más tiempo y hay que revisarlo», destacó Gurría, que mencionó dos formas de hacerlo, o a través de alargar la vida activa -aumentar la edad de jubilación- o aumentando las contribuciones de los trabajadores y los empresarios a la Seguridad Social.

En la misma línea, la ministra de Economía afirmó que ellos llevan avisando desde hace tiempo de lo mismo y que el Pacto de Toledo está trabajando en ello para «potenciar el acuerdo entre los trabajadores y empresarios» y que los cambien se adecuen a cada sector.

Salario mínimo

En contra de lo comentado esta semana por el FMI y en el pasado por otras organizaciones, la OCDE ve con buenos ojos la subida «necesaria y razonable» del salario mínimo a 900 euros propuesta por el Gobierno de Sánchez. Así, Gurría explicó en la rueda de prensa que España tenía un SMI «muy bajo», por lo que este ajuste «de una sola vez» ha sido grande pero «pone al día» este «elemento de protección social». El secretario general de la OCDE explicó que de esta forma se aproxima más al salario medio de España y eso permitirá dejar de crear empleos muy precarios, sobre todo para los jóvenes.

Subir el diésel y el IVA

Por otro lado, la OCDE pide más medidas concretas de diferente índole que aplicar en la economía española para mejorar su situación, como incrementar los impuestos sobre los combustibles y recortar los bienes y servicios que disfrutan de un IVA reducido. El informe refleja que el margen fiscal para ser respetuoso con el medio ambiente «sigue siendo amplio» y concreta en el diésel sus recomendaciones afirmando que pese a que sus emisiones de CO2 a la atmósfera son más elevadas, los impuestos son menores que los de la gasolina, «lo que abarata su precio de venta al público animando a los consumidores a comprar estos vehículos».

Asimismo, muestran la necesidad de aumentar la recaudación por IVA suprimiendo algunos tipos reducidos y analizan que esta medida haría incrementar el PIB en un 0,4%. En su opinión, la fiscalidad española sigue orientada hacia las rentas del trabajo, lo que «penaliza» el crecimiento y el empleo, mientras que el impuesto sobre el valor añadido (IVA) está «infrautilizado» y por debajo de la media de los países de la OCDE. Y es que las deducciones, exenciones y tipos reducidos «le resta eficacia» como instrumento para reducir la desigualdad de ingresos.

El informe advierte, en este sentido, de que algunos tipos reducidos de IVA como los correspondientes a alimentos básicos y otras necesidades elementales, «benefician a la población más pobre en términos relativos», pero no están suficientemente dirigidos a los objetos oportunos. Además, advierte de que otros tipos reducidos del impuesto tienden a beneficiar a los hogares más acomodados. Se refieren, por ejemplo, al turismo, avisando de que aunque en su día la reducción del IVA favoreció la competitividad del sector, actualmente -«España es hoy el destino turístico más competitivo de la OCDE»- no es tan necesario y «da margen para subir la recaudación».

Más información

 

Fotos