El Ibex-35 recupera los 9.100 puntos

Sede de la Bolsa en Madrid. /Efe
Sede de la Bolsa en Madrid. / Efe

Siemens Gamesa se anotó un 13,03%, tras presentar resultados, con lo que se convirtió en el mejor valor del día

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 arrancaba la sesión sin fuerza después de los importantes descensos que sufrieron los índices americanos en la jornada anterior tras publicarse varios resultados empresariales decepcionantes. Pero poco a poco el índice español fue recuperando posiciones para marcar máximos del día pasadas las cuatro y media de la tarde en los 9.160 puntos. Desde ahí flaqueó un poco y terminó el día dando un último cambio en los 9.119,10 puntos, lo que supone un ascenso del 0,63%.

En el selectivo español brilló especialmente Siemens Gamesa, que terminó el día con un fuerte avance del 13,03%, como premio a sus resultados del primer trimestre fiscal. A continuación, lejos, se situó IAG, que se anotó un 3,16%. Después se colocaron empresas del sector de las 'utilities': Red Eléctrica y Endesa se apuntaron alrededor de un 1,8%. Naturgy y Enagás, mientras, avanzaron un 1,50% y un 1,41%, respectivamente.

Entre los valores más rentables, también Inditex y Repsol, que sumaron alrededor de un 1,65%.

En rojo, Cie Automotive fue el peor, con un recorte del 1,79%. Después se colocaron Ferrovial y Meliá Hotels, con descensos de más de un punto porcentual.

Entre los grandes valores, pérdidas para Telefónica, que se dejó un 0,68%. También Santander cerró a la baja: se dejó un 0,09%. Y no fue el único banco que terminó en negativo: así, Sabadell retrocedió un 0,72%, mientras que CaixaBank bajó cerca de medio punto porcentual; Bankinter, un 0,34%; y Bankia, un 0,08%.

En el resto de índices europeos, subidas también. Y destacó especialmente el Ftse 100 británico, con una revalorización del 1,30%. Ello, en una nueva jornada marcada en el calendario del 'brexit': el Parlamento británico vuelve a votar el acuerdo y probablemente dirá un nuevo 'no', como el pasado día 15, pero quizás para tomar el control de las negociaciones con Europa, lo que es bien visto por el mercado, puesto que la existencia de una comisión multipartidista incrementa la probabilidad de que haya un acuerdo pronto, o más adelante. Y esto último no preocupa, ya que, de hecho, el escenario que se contempla como altamente probable es una ampliación del artículo 50, es decir, un retraso de la fecha que en principio se acordó para la salida efectiva del Reino Unido de la UE: este próximo 29 de marzo. El líder laborista, Jeremy Corbyn, ha afirmado que el 'brexit' tendrá que retrasarse en cualquier caso. Pero de momento la primera ministra, Theresa May, se ha comprometido a volver a Bruselas a renegociar el acuerdo del 'brexit'. En este contexto, la libra esterlina se mantenía estable contra el dólar y también contra el euro.

También el propio tipo de cambio euro-dólar se mantenía estable en el entorno de 1,1425 unidades.

Mientras tanto, el Cac 40 francés se apuntó un 0,81%, mientras que el Ftse Mib de Milán avanzó medio punto porcentual. El PSI-20 de Lisboa subió un 0,40% y el Dax alemán, un 0,08%.

En EE UU, debilidad

En Estados Unidos, no cundía el ánimo de rebote como en Europa. Y quizás fue ello lo que provocó el adelgazamiento de las ganancias de los índices del Viejo Continente. Así, al cierre de los mercados europeos, el Dow Jones se anotaba cerca de un 0,20%, pero el S&P 500 retrocedía un 0,25% y el Nasdaq perdía un 0,85%.

En el tecnológico Nasdaq cotizaba la incertidumbre previa a la presentación de resultados de Apple y AMD, que se harán públicos después del toque de campana en la Bolsa de Nueva York.

En la agenda económica de la sesión americana contamos con la publicación de la evolución del precio de la vivienda en las veinte principales ciudades del país, que registró en noviembre su menor aumento en casi cuatro años. Además, el crecimiento (4,68% interanual) fue inferior al previsto (4,89%). También el indicador de confianza que elabora la Conference Board se colocó por debajo de lo esperado: 120,2 puntos frente a los 124 previstos.

     Mañana, atención a la primera reunión de política monetaria de la Reserva Federal norteamericana de este año.

En el mercado de deuda, caída de la rentabilidad del bono americano a diez años, al pasar desde el 2,74% hasta el 2,72%. El rendimiento del título alemán caía otra vez por debajo del 0,20%.

En el mercado de materias primas, subidas en el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 2,09%, hasta los 61,18 dólares. Y el barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 2,15%, hasta los 53,11 dólares. Ello, por dos razones. En primer lugar, ante la posibilidad de que la Casa Blanca retire los aranceles que pesan contra China en el caso de que Beijing presente suficientes concesiones. Recordemos que las negociaciones a alto nivel entre China y Estados Unidos se retoman mañana y pasado. En segundo lugar, el crudo también se movía por las sanciones que ha impuesto Estados Unidos contra Venezuela y su compañía petrolera estatal, PDVSA, lo que ha llevado a ciertos operadores a buscar en Canadá el petróleo que no compran al país latinoamericano.

El oro, mientras, se anotaba alrededor de medio punto porcentual, hasta los 1.309 dólares la onza, su nivel más alto desde el pasado mes de mayo.

 

Fotos