El Ibex-35 frustra su conquista de los 9.600 puntos

Sede de la Bolsa en Madrid. /J. J. Guillén (Efe)
Sede de la Bolsa en Madrid. / J. J. Guillén (Efe)

El euro perdió posiciones en favor del dólar y cayó por debajo de la cota de 1,16 unidades

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha terminado en negativo una sesión que comenzaba al alza y por encima de los 9.600 puntos, tocando incluso los 9.630 puntos. Pero conforme han ido transcurriendo las horas, se ha ido desinflando. Aunque en el último tramo de la jornada parecía que iba a poder esquivar los números rojos, al final le ha resultado imposible y ha cerrado con un descenso del 0,13%, para dar un último cambio en los 9.567,3 puntos.

     Unos discretos números rojos han sido la tónica dominante en todo el Viejo Continente. Los peores han sido el PSI-20 de Lisboa y el Ftse Mib de Milán, que han bajado cerca de medio punto porcentual. Mientras, el Dax alemán y el Ftse 100 británico han caído alrededor de un 0,15%. El Cac 40 francés ha cerrado prácticamente plano.

     Idéntica situación se observaba en Estados Unidos. Así, en Wall Street, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones retrocedía cerca de un 0,4%, mientras que el S&P 500 se dejaba un 0,20% y el Nasdaq, alrededor de un 0,10%.

     Una jornada, por tanto, bastante apática en los mercados, aunque con sesgo claramente bajista. Ello debido a que han vuelto a saltar las alarmas por el recrudecimiento de la guerra comercial. Aunque todavía están pendientes de desarrollarse y concluir las conversaciones tarifarias entre Estados Unidos y China, esta madrugada entraban en vigor aranceles de EE.UU. contra el gigante asiático sobre productos por valor de 16.000 millones de dólares. Esta medida estaba anunciada. La sorpresa ha sido que China ha respondido con una medida equivalente. La lógica de la escalada de hostilidades es la que continúa presente. También el mercado está atento a las negociaciones sobre el NAFTA (tratado de libre comercio del Atlántico norte, por sus siglas en inglés), que parecen ir bien al menos entre Estados Unidos y México. Además, no hay que olvidar la crisis política abierta en Estados Unidos por la responsabilidad asumida o atribuida por los tribunales al ex abogado personal de Donald Trump y a su ex jefe de campaña y que pueden terminar salpicando al propio presidente, cuestionando su mandato.

     

     Los bancos centrales

     

     En cuestiones económicas y no tan extraordinarias como las apuntadas, anoche la Reserva Federal volvió a insistir en que continúa dispuesta a seguir subiendo los tipos de interés si la economía sigue dando muestras de fortaleza, por lo que el mercado ya cuenta con un nuevo endurecimiento monetario para el mes de septiembre. Y en el Viejo Continente hoy el BCE se ha mostrado confiado en que la economía de la zona euro justifica la retirada de los estímulos, aunque continúa advirtiendo del riesgo que supone la guerra comercial.

     En todo caso, el mercado está esperando el discurso que mañana pronunciará el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en Jackson Hole, por si pudiera matizar el mensaje de la Fed: esta semana Donald Trump ha criticado las subidas de tipos realizadas por la autoridad monetaria estadounidense. Además, en los últimos días ha saltado la preocupación por el fortalecimiento del dólar y sus nefastas consecuencias en el mundo emergente con la excusa de la crisis turca.

     En cuanto a datos macro, en Estados Unidos los índices de gestores de compras de los sectores industrial y servicios se desaceleraban algo más de lo esperado, como también las ventas de viviendas nuevas. Bien es verdad que ello dentro de un ciclo aún expansivo de la economía.

     Los indicadores económicos no fueron impedimento para ver una caída del euro en favor del dólar: la moneda comunitaria, al cierre de la sesión, retrocedía un 0,20%, hasta el nivel de 1,1574 unidades. Al término de la jornada de ayer, el tipo de cambio rondaba la cota de 1,16 unidades.

     En el mercado de bonos, estabilidad: el interés del título americano a diez años rondaba el 2,82% al cierre de la sesión y su comparable alemán, el 0,34%. Sí subía, en cambio, el rendimiento del italiano: avanzaba desde el 3,05% hasta el 3,09%.

     Al selectivo español le frenaron algunos grandes valores, como Repsol, que cedió un 0,62%, mientras que BBVA perdió un 0,52%. Iberdrola e Inditex cayeron un 0,34% y un 0,28%, respectivamente. Y también Telefónica terminó a la baja: cedió un 0,10%.

     Aunque el peor del día fue Aena, con un retroceso del 1,45%, seguido de ArcelorMittal, que bajó un 1,23%.

     En verde, el más rentable fue Técnicas Reunidas, que se anotó un 1,10%, seguido de Acciona, que se apuntó un 0,57%. Alrededor de medio punto porcentual también ganaron Cellnex, Indra y Meliá. Y en verde acabaron la mayoría de los bancos: Bankinter, Caixabank, Bankia, Sabadell y el Santander, con avances de entre un 0,4% y un 0,10%.

     En el Índice General de la Bolsa de Madrid, MasMóvil fue el valor más rentable, con una fuerte subida del 8%. En rojo, el peor fue Nextil (antigua Dogi), que bajó casi un 4%. Audax y Solaria retrocedieron más de un 3%.

Contenido Patrocinado

Fotos