Un Ibex-35 contra las cuerdas salva los 9.200 puntos pese a los golpes de la banca

Bolsa de Madrid/EFE
Bolsa de Madrid / EFE

Sorprende la cierta tranquilidad y calma que ha mostrado la deuda española y el riesgo pese al fracaso de la investidura

RAÚL POZA MARTÍNMadrid

Las arremetidas de los inversores contra el sector bancario no cesan sesión tras sesión y semana tras semana. Hoy, con la resaca del BCE y los resultados de Sabadell y CaixaBank, ha vuelto a ser un duro ejemplo sangrante.

El principal indicador de la Bolsa española, el Ibex-35, ha cerrado el viernes con un retroceso del 0,69%, dando un último cambio en los 9.225,5 puntos, por lo que aguanta sobre la barrera de los 9.200 puntos pese al acoso y derribo al que han sometido los inversores con sus ventas al sector bancario.

Con la resaca de la reunión del Banco Central Europeo (BCE) muy presente, recordar que Mario Draghi dibujó un escenario muy pesimista para la reactivación económica; dando por seguro que en septiembre se verán los tipos de interés en negativo por primer vez en la historia, se bajará la facilidad de depósitos al -050%, y se activará la compra de activos, los bancos han seguido sufriendo por este hecho pero más con los resultados de CaixaBank y Sabadell que arrastrado al resto de entidades.

Las ventas se han cebado con estos dos valores, los dos peores de la jornada, con una caída del 6,66% y del 6,59% respectivamente. Respecto a Sabadell, a los inversores no les ha gustado nada la bajada en los márgenes y que se vayan a revisar las previsiones y estimaciones de la entidad por este hecho y lo mismo ha ocurrido en CaixaBank, se ha visto debilidad en la parte alta de la cuenta de resultados y poca capacidad para hacer frente a un escenario de tipos bajos y no ver una fuerte reducción en los márgenes.

El resto del sector en el Ibex, lastrado por estas dos entidades y el BCE. Así, Bankia ha caído un 4,75%; Bankinter, un 3,25%; BBVA, un 1,25%, y Santander, un 0,77%.

Del resto de principales caídas destacar el 4,81% de retroceso de Acerinox y el 4,71% de Indra. En el lado de las ganancias se han colocado Cellnex, con una subida del 3,29%; Inditex, un 0,44%; Grifols, un 0,38%; Meliá, un 0,37%, y Repsol, un 0,31%.

En el resto de Europa el comportamiento de las principales plazas ha sido positivo, salvo para la Bolsa de Milán, caída del 0,3% arrastrada por el mal comportamiento de nuestro sector bancario. Los demás: Londres ha subido un 0,8%; París, un 0,57%, y Fráncfort, un 0,47%.

En clave semanal, el Ibex-35 ha logrado avanzar un 0,6%. La banca ha tenido un fuerte protagonismo en la semana, pero al fin y al cabo estábamos en una semana fuerte de resultados y ha habido una serie de valores que luchado para que el índice terminase la semana en positivo: Indra, por dejar de pujar en ITTP; Repsol, por sus resultados y mejora de retribución a los accionistas; pese a ser banco, Santander por resultados, e Iberdrola, con buenas cifras también y mejorando previsiones a futuro. Y todo pese a que otro gran peso pesado, Telefónica, hundió mucho al selectivo con unas cifras que disgustaron a los inversores.

España, sin gobierno

Sorprende también la cierta tranquilidad y calma que ha mostrado la deuda española y el riesgo país nacional pese al fracaso en la investidura de Pedro Sánchez. Ahora toca esperar hasta septiembre para ver si prospera la investidura, pero el mercado comienza descontar unas previsibles elecciones en noviembre.

Con todo, la prima de riesgo española concluye la semana en 76 puntos básicos con la rentabilidad del bono español a diez años en el 0,365%.

En el mercado de materias primas, la onza de oro de pagaba a 1.417 dólares con los mercado europeos cerrados, subía un 0,2% el metal amarrillo, y el barril de crudo de Brent, de referencia para Europa, se pagaba en ese mismo momento a 63,75 dólares al avanzar un 0,58%.

La moneda comunitaria, el euro, ha desarrollado una jornada con importantes descensos y se va a los 1,11 dólares.

Clave de la jornada

- Nueva jornada para el olvido en la banca con CaixaBank y Sabadell lastrando al sector y al Ibex tras no gustar al mercado los márgenes de ambos al presentar resultados

- Pese a todo, el Ibex-35 salva los 9.200 puntos lo que apunta a que este nivel es su principal referencia, suelo y soporte este año