El Ibex rebota con ayuda de Mediaset y de la banca

Sede de la Bolsa en Madrid. /Fernando Alvarado (Efe)
Sede de la Bolsa en Madrid. / Fernando Alvarado (Efe)

El euro, al cierre de la sesión, subía un 0,46%, para colocarse otra vez por encima de 1,16 unidades

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzó la sesión plano, pero a medida que fueron pasando las horas fue ganando posiciones. A partir de primera hora de la sesión se vio la cierta posibilidad de que alcanzara los 9.300 puntos. Pero al final no pudo ser. Al cierre, dio un último cambio en los 9.270,8 puntos, lo que supone un avance del 1,09%. Ello ocurre después de dos semanas consecutivas de descensos (del 1,99% y del 2,4%, respectivamente) y de nueve sesiones consecutivas a la baja (salvo a la del martes pasado, en que cerró en tablas).

En el día de hoy las ganancias fueron bastante generalizadas, porque únicamente seis valores del selectivo terminaron en negativo. El peor fue Técnicas Reunidas, que retrocedió un 0,89%, seguido de Indra y Meliá, que bajaron alrededor de un 0,7%. IAG, Viscofán y Colonial completaron la lista de valores en rojo.

En verde, Mediaset fue el mejor: se disparó un 9,79%, ante rumores de una opa de su matriz italiana. Después se colocó ACS, que ganó un 3,24%. Aena y Dia se revalorizaron más de dos puntos porcentuales. Después se situaron Santander y el Sabadell, que sumaron un 1,82% y un 1,77%, respectivamente. Entre los mejores, más bancos: Caixabank se anotó un 1,18%, mientras que Bankinter se apuntó un 0,92%, Bankia, un 0,84%, y BBVA, un 0,37%.

Los otros 'blue chips' también se pusieron de parte del selectivo: Inditex se anotó un 1,35%, mientras que Iberdrola avanzó un 0,90% y Telefónica y Repsol ganaron un 0,46% y un 0,37%, respectivamente.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, no hubo valor más rentable que Mediaset. En rojo, el peor fue Tubos Reunidos, que se dejó un 6,41%.

El resto de Europa, al alza

El resto de Europa también terminó con ganancias. Las mayores fueron las del Ftse Mib de Milán, que se anotó un 2,3%. Las del resto de índices del Viejo Continente fueron mucho más modestas: las del Dax alemán y las del Cac 40 francés no llegaron al medio punto porcentual, se conformaron con subidas de un 0,22% y del 0,33%, respectivamente.

El Ftse 100 británico fue el peor: sólo pudo cerrar en tablas. Ello porque el jefe de la Unión Europea para negociar el Brexit, Michel Barnier, afirmó que pensar en un acuerdo con el Reino Unido en las próximas ocho semanas aún es realista y posible. Ello llevó a la libra a apreciarse y este fenómeno suele conllevar un freno o una caída del Ftse 100, cargado de empresas exportadoras.

En Wall Street, los índices también tendían a los números verdes, aunque discretamente. El Dow Jones, por ejemplo, se mantenía más o menos plano, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se apuntaban alrededor de un 0,3% en el momento del cierre de los mercados del Viejo Continente. Aunque la apertura en la Bolsa de Nueva York fue mejor que eso: los índices se vinieron abajo con la presión bajista que sufría Apple después de que Donald Trump afirmara que su guerra comercial contra China creará más puestos de trabajo en la industria estadounidense.

Ese conflicto tarifario alcanzó el viernes pasado una nueva dimensión, dado que la nueva amenaza de Trump supone que todas las importaciones chinas, valoradas en algo más de 500.000 millones de dólares, estarían sujetas a aranceles.

Más tensiones en emergentes

Por tanto, el rebote tuvo lugar con permiso del agravamiento de la guerra comercial. También, de las nuevas caídas sufridas por las monedas emergentes, que en parte también se alimentan de los riesgos de la disputa arancelaria, que puede mermar el crecimiento: el peso argentino y el real brasileño caían alrededor de un 1,25% al cierre de la sesión europea, mientras que la rupia india retrocedía un 1%, hasta marcar nuevos mínimos históricos frente al dólar. La lira turca también se depreciaba alrededor de un 1%.

Y eso que el dólar no se fortalecía especialmente: al cierre de la sesión europea, al billete verde le ganaba la partida el euro, con una apreciación del 0,52%, para recuperar la cota de 1,16 unidades. El viernes tras la publicación de un buen informe de empleo en Estados Unidos, tanto por la creación de puestos de trabajo, como por el incremento de los salarios, el dólar se fortaleció mucho y los tipos de los bonos se incrementaron, descontando que este año habrá dos subidas más del precio del dinero por parte de la Reserva Federal norteamericana.

Si el dólar hoy no ha sido el que ha provocado la caída de las monedas emergentes, la «culpa» habría que achacársela a un informe de Goldman Sachs que avisa de más caídas.

Si continuamos con los «peros» al rebote de hoy, además, en el Viejo Continente, conocimos el índice de confianza del inversor, el Sentix, y se colocó por debajo de lo previsto: cayó desde los 14,7 hasta los 12 puntos, cuando se esperaba que corrigiera apenas hasta los 14,3 puntos.

Deuda y materias primas

En el mercado de bonos, destacó también Italia. La rentabilidad de su diez años cayó desde el 3,03% hasta el 2,90%. Y su prima de riesgo se estrechó desde los 265 hasta los 250 puntos básicos. El mercado sigue recogiendo que finalmente su gobierno será pragmático y respetuoso con las reglas europeas en su presupuesto. El ministro de economía, Giovanni Tria, este fin de semana afirmó que el Gobierno sabe que necesita recortar su deuda y mantener el objetivo de déficit para favorecer el crecimiento y, de manera gradual, poner en marcha sus planes de gasto.

En el resto del mercado de deuda, estabilidad: el tipo del bono estadounidense a diez años se mantenía en el 2,93%, niveles a los que subió el pasado viernes tras la publicación del informe de empleo; el de su comparable alemán seguía rondando el 0,40%; y el del español, el 1,45%. Ello implica una prima de riesgo para España de 105 puntos básicos.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,90%, hasta los 77,52 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, subía un 0,5%, hasta los 68 dólares.

 

Fotos