El Ibex se enfría con Draghi pero logra cerrar en tablas

Bolsa de Madrid./R. C.
Bolsa de Madrid. / R. C.

El selectivo español cerró la sesión con un mínimo descenso del 0,01%, para dar un último cambio en los 9.406,50 puntos

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 estuvo en positivo durante el grueso de la sesión. Durante la primera mitad del día rondó el nivel de los 9.440 puntos. Eso, hasta las dos y media de la tarde, cuando dio un tirón alcista hasta rebasar los 9.460 puntos. A partir de ese momento, comenzó a perder fuelle, para entrar en rojo, pero mínimamente, poco antes de las cinco de la tarde. Al cierre, el índice cedía apenas un 0,01%, para dar un último cambio en los 9.406,5 puntos. 

El índice español, por tanto, se empezó a desinflar con la rueda de prensa del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, tras la reunión ordinaria de política monetaria. El presidente Draghi no dio demasiadas novedades: ni detalló cómo realizará las inyecciones de liquidez para la banca; ni precisó si tocará el tipo de depósito para la banca para reducir el daño que sufren las entidades o compensarles por los tipos oficiales tan bajos; ni tampoco planteó la posibilidad de retrasar más allá de finales de 2019 su primera subida del precio oficial del dinero. Lo que sí afirmó Draghi es que los datos económicos de Europa continúan siendo flojos y que la debilidad del PIB se extenderá a lo largo del año. Draghi también avisó a la banca de que necesita una mayor consolidación, puesto que está sobredimensionada. 

Tras la reunión del BCE, los tipos de interés de los bonos se movieron a la baja. El rendimiento de los títulos alemanes a diez años volvía a terreno negativo, hasta el

-0,03%; mientras que la rentabilidad de sus comparables españoles pasaba desde el 1,07% hasta el 1,04%. 

También a la baja se movía la rentabilidad del bono americano a diez años: desde el 2,50% hasta el 2,47%. 

En el mercado de divisas, la primera reacción del euro a Draghi fue una pérdida de valor desde niveles de 1,128 unidades hasta 1,123 unidades. Aunque, a partir de ahí, fue recuperando, para, al cierre de la sesión europea, moverse en el entorno de 1,127 unidades. 

Los bancos, sensibles a Draghi, pesan contra el Ibex-35

Mensaje suave y preocupado el de Draghi que provocó caídas en los bancos españoles. Y a ello se puede atribuir el debilitamiento del Ibex-35 a partir de primera hora de la tarde. Así, CaixaBank y Bankia fueron los peores valores del selectivo con pérdidas de un 2,38% y de un 1,90%, respectivamente. BBVA, por su parte, se dejó un 0,97%, mientras que Bankinter perdió un 0,85%. El Sabadell bajó algo más de medio punto porcentual y el Santander, un 0,17%.

Pero además de los bancos, pocos valores más cerraron con pérdidas. Por ejemplo, Amadeus, que se dejó casi un punto porcentual. Ferrovial, Viscofán, Cie, ACS y Mapfre fueron los otros valores que terminaron con pérdidas. 

En verde, Aena y Merlin Properties encabezaron las ganancias, con subidas de algo más de dos puntos porcentuales. 

A continuación se colocaron Repsol, Acciona y Colonial, con ganancias de más de un 1%. 

Entre los grandes valores, también en positivo Iberdrola, que se anotó un 0,43%, mientras que Inditex sumó un 0,15%. Telefónica ganó un 0,08%. 

El descenso de los bancos es el que explica que el Ibex-35 se colocara entre los peores del día, junto al Ftse Mib de Milán y al Ftse 100 británico, que también terminaron prácticamente en tablas. El mejor de todos fue el PSI-20 de Lisboa, que sumó un 0,94%. El Dax alemán, por su parte, ganó un 0,47%. El Cac 40 francés, mientras, se anotó un 0,25%. 

Wall Street, mixto, a la espera de la Fed

En Wall Street, comportamiento mixto: al cierre de las Bolsas europeas, el Dow Jones se dejaba un 0,05%, mientras que el S&P 500 se anotaba un 0,23%, y el Nasdaq ganaba alrededor de medio punto porcentual. Ello, antes de la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal norteamericana. Como aperitivo a la cita con la Fed, el dato de inflación correspondiente al mes de marzo. El IPC subió a un ritmo del 1,9% en marzo, una décima más de lo esperado, pero la inflación subyacente, la que importa porque excluye del cálculo sus elementos más volátiles, como los alimentos y los combustibles, creció un 2%, una décima por debajo de lo esperado.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 1,06%, hasta los 71,36 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, ganaba un 0,5%, hasta los 64,29 dólares. 

El precio del oro encadenaba su tercera sesión de avances: se apuntaba un 0,3%, hasta los 1.308 dólares la onza.

CLA

Claves de la sesión

El Ibex-35 cerró la sesión con un mínimo descenso del 0,01%, para dar un último cambio en los 9.406,50 puntos.

CaixaBank y Bankia fueron los peores valores, con pérdidas de un 2,38% y de un 1,90%, respectivamente. Aena y Merlin Properties fueron los mejores, con ganancias de un 2,11% y de un 2,06%, respectivamente.

Las rentabilidades de los bonos cayeron y la de los títulos alemanes a diez años, a terreno negativo, al -0,03%.