Wall Street ayuda a reducir las pérdidas y el Ibex-35 abandona los 9.100, pero aguanta los 9.000

Wall Street ayuda a reducir las pérdidas y el Ibex-35 abandona los 9.100, pero aguanta los 9.000

Con ese resultado, el selectivo español fue el mejor, con la sola excepción del Ftse 100 británico (-0,02%)

CRISTINA VALLEJO

Nueva sesión de pérdidas en los mercados de renta variable europeos. Aunque esos descensos se lograron reducir en el último tramo de la jornada gracias a que en la Bolsa de Nueva York, tras unas primeras dudas en la apertura, se terminaron por imponer los números verdes. Así, el Ibex-35, que entre las once de la mañana y las dos de la tarde, con pérdidas de más de un punto porcentual, parecía tenerlo difícil para defender los 9.000 puntos, al cierre se dejaba apenas un 0,36%, para dar un último cambio en los 9.085,30 puntos. 

Con ese resultado, el selectivo español fue el mejor, con la sola excepción del Ftse 100 británico (-0,02%). El PSI-20 de Lisboa fue el índice que más cayó, con un recorte del 1,62%. El Cac 40 francés retrocedió un 0,79%. El Dax alemán, mientras, bajó un 0,59% y el Ftse Mib de Milán, un 0,51%. 

En Wall Street, en los índices se imponían los ascensos, un día después de que los demócratas anunciaran el inicio del proceso para la destitución o 'impeachment' del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por, supuestamente, pedir al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, que investigara las actividades en el país de Hunter Biden, hijo de uno de los candidatos a las primarias demócratas, Joe Biden, que fue también vicepresidente durante el mandato de Barack Obama. La operación para destituir a Trump, en principio, no tiene muchos visos de éxito, dado que el Partido Republicano tiene el control del Senado. 

Si ayer, tras conocerse la noticia, anunciada por la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosy, la Bolsa americana reaccionó a la baja, en la jornada de hoy recuperaba justo esas pérdidas. Así, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones se anotaba alrededor de medio punto porcentual, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se apuntaban alrededor de un 0,20%. 

A las caídas de la Bolsa acompañó la venta de bonos. Al cierre de la sesión, los tipos de la deuda subían. Así, el rendimiento de los títulos americanos a diez años avanzaba desde el 1,65% hasta el 1,69%. Este movimiento puede que obedeciera al buen dato de ventas de viviendas nuevas que se publicó en Estados Unidos: crecieron un 7,1% en agosto, casi el doble de lo previsto por el consenso.

En Europa el movimiento en los bonos era mucho más discreto. La rentabilidad de los bonos alemanes pasaba del -0,58% al -0,59%. El interés de los títulos españoles a diez años pasaba del 0,11% al 0,12%. Aunque durante la mayor parte de la sesión los rendimientos se estuvieron moviendo a la baja: el interés de la deuda española a diez años llegó a caer hasta el 0,08%. 

En el mercado monetario estadounidense volvía a haber tensiones y la Reserva Federal de Nueva York volvía a inyectar liquidez, algo que lleva haciendo desde el 17 de septiembre. 

Pero el euro se debilitaba con respecto al dólar. La moneda comunitaria retrocedía un 0,67% frente al billete verde, hasta situarse el tipo de cambio en 1,095 unidades. 

Los valores cíclicos suben y los defensivos bajan

En el selectivo español, si en el peor momento de la sesión apenas dos valores se salvaban de las pérdidas, al cierre eran quince los títulos en verde. ArcelorMittal fue el mejor: rebotó un 2,50%, después de cuatro sesiones consecutivas de severos descensos que le llevaron de los 14,75 euros hasta los 12,80 en que cerró ayer. También terminó al alza Acerinox (1,12%). 

El segundo mejor valor de la sesión fue el Sabadell, que se anotó un 1,65%. Y, junto a él, entre los valores alcistas, más bancos, como CaixaBank (1,19%), Bankia (0,92%), Santander (0,39%), BBVA (0,13%) y Bankinter (0,11%). Que los tipos de los bonos dejaran de caer y que al cierre de la sesión incluso subieran ayudó a las acciones bancarias. Entre los grandes valores, a los bancos les acompañó Telefónica (0,35%). 

Y, como normalmente pasa cuando suben los valores cíclicos y los bancos, en los defensivos hubo recogida de beneficios. Así, los peores del día fueron Naturgy y Viscofán, que se dejaron un 2,50% cada uno. A continuación se colocaron Acciona, Mediaset e Indra, que también retrocedieron más de dos puntos porcentuales. 

En las últimas sesiones se está observando la misma pauta: cuando los tipos de los bonos suben, los valores cíclicos, también lo hacen, mientras que en los defensivos se impone la corrección. Y viceversa: cuando las rentabilidades de la deuda bajan, también entra dinero en los valores refugio y sale de los más arriesgados. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, registró una segunda sesión consecutiva de fuerte descenso, para perder la cota de los 62 dólares. Ello, porque Arabia Saudí está yendo más rápido de lo esperado en la recuperación de la producción. De todas formas, el crudo aún cotiza por encima del nivel al que se colocaba antes del ataque con drones a las instalaciones de Saudí Aramco (60 dólares). También el oro se movía a la baja: el precio de la onza caía un 1,8% al cierre, hasta los 1.504 dólares.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un recorte del 0,36%, hasta los 9.085,30 puntos.

- ArcelorMittal encabezó los ascensos, con una revalorización del 2,50%. En rojo, los peores fueron Naturgy y Viscofán, que perdieron un 2,50%.

- El euro perdió posiciones frente al dólar: al cierre retrocedía un 0,7%, hasta el nivel de 1,095 unidades.