La gran banca española sale reforzada en los test de estrés tras la crisis

Fachada del Banco de España en Madrid. /R. C.
Fachada del Banco de España en Madrid. / R. C.

CaixaBank, Santander, BBVA y Sabadell superan el capital mínimo exigido ante un escenario económico adverso, según los cálculos de la EBA

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Las cuatro grandes entidades financieras españolas podrían superar una hipotética recesión económica que sufra el país gracias a unos colchones de capital que son lo suficientemente amplios como para hacer frente a una situación de grave crisis en la actividad del Estado y, por tanto, de sus negocios. Así lo reflejan las pruebas de resistencia que acaba de actualizar la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en inglés), cuyos resultados muestran cómo el capital de máxima calidad que se vería impactado por un hipotético escenario adversos superar en todos los casos el 8%.

Se trata de una cifra lejana al mínimo capital (Tier 1) estimado por los analistas, que se encuentra en el 5,5%. De los grupos analizados por la EBA, tres han mejorado sus ratios frente a una posible crisis con respecto a los últimos test de estrés, calculados hace ahora dos años, cuando la economía europea aún salía de la crisis de forma limitada.

Entre las distintas entidades hay diferencias y Santander contaría con una ratio 'fully loaded' -teniendo en cuenta las futuras exigencias de capital- de 9,20% lo que le coloca como el más solvente, por encima de CaixaBank, con el 9,11%, BBVA el 8,80% y Sabadell, el 7,58%.

En este último caso, las previsiones de impacto son inferiores al resto al tener en cuenta posibles consecuencias económicas del 'Brexit' en la economía europea, una circunstancia que en el caso del Sabadell se vería agravada al poseer en Reino Unido TSB, el otro pilar de su negocio bancario junto al de la entidad en España.

En esta ocasión, Bankia no ha participado porque estaba inmersa en su fusión con BMN en 2017 y resultaba complicado aportar una imagen del grupo para someter al examen de estrés, por lo que la EBA le eximió de ello.

Los 48 bancos examinados en 2018 por la Autoridad Bancaria Europea (EBA por su sigla en inglés), incluyendo los cuatro representantes españoles, han superado las pruebas de esfuerzo a las que la institución ha sometido sus balances, confirmando así las expectativas del consenso del mercado que apostaba por que el sector se encontraba mucho mejor preparado que en ediciones anteriores de los test de estrés, a pesar de que el peor escenario contemplado haya sido incluso más severo que el utilizado en años precedentes.

De hecho, el escenario macroeconómico más exigente contemplado en las pruebas implica una contracción del PIB de la UE del 1,2% en 2018 y del 2,2% en 2019, antes de alcanzar un crecimiento del 0,7% en 2020, lo que representa de forma acumulada una desviación del 8,3% respecto del escenario base de las pruebas, que contemplaba un crecimiento del 2,2% este año, del 1,9% en 2019 y del 1,8% en 2020, cuando en los exámenes de 2016 esta desviación era del 7,1%.

Tanto en el dato de transición, como en el caso del 'fully loaded', ninguna de las 48 entidades examinadas ha registrado una ratio de capital de máxima calidad CET1 inferior al umbral del 5,5% en el escenario estresado.

Contenido Patrocinado

Fotos