La falta de Presupuestos «dificultará» que las comunidades cumplan con el déficit

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero./Efe
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. / Efe

Fedea advierte de que recibirán unos 4.700 millones menos del Estado, una cantidad que deberá actualizarse cuando haya nuevas cuentas públicas

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Salvo que los plazos sean favorables, algo que no parece muy probable, terminaremos el año con los Presupuestos prorrogados de 2018. Esto tendrá algunas consecuencias negativas, como la dificultad de que las comunidades autónomas cumplan con su objetivo de déficit fijado en el 0,1% del PIB, según advierte en un estudio publicado este miércoles la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Y es que la falta de Presupuestos para este año impide actualizar las entregas a cuenta, reduciendo tanto los ingresos autonómicos como los gastos estatales de 2019 en un 0,4% del PIB, dice el informe. Así, las comunidades estiman en sus cuentas para este año unos ingresos que sobrepasan en unos 7.700 millones a los ingresos no financieros de cierre de 2018. El problema es que como los Presupuestos de 2019 no se han aprobado, las comunidades recibirán 4.700 millones menos de entregas a cuenta y liquidación respecto a lo presupuestado.

Diferencia entre Resto de Ingresos Presupuestados y Cierre en 2018 (% PIB).
Diferencia entre Resto de Ingresos Presupuestados y Cierre en 2018 (% PIB). / Fedea

Una dificultad más para cumplir con el déficit del 0,1% es que la partida de 'resto de ingresos' está «sobrevalorada» por parte de las comunidades, que han previsto un crecimiento de 3.700 millones de euros, pero solo están justificados los impuestos ligados al sector inmobiliario (ITP y AJD). Eso sí, desde Fedea aseguran que el impacto de la prórroga se invertirá automáticamente en dos años cuando se actualicen las cuentas públicas.

La ministra de Hacienda no descarta presentar Presupuestos para 2019, pero lo ve «difícil» por los plazos

Mientras, proponen revisar los objetivos de déficit del Estado y las comunidades para este año y los dos siguientes para poder «neutralizar» el efecto «artificial» ya que solo es de carácter contable porque puede generar un deterioro aparente en las cuentas autonómicas. Así, creen necesario subir hasta el 0,5% la meta de déficit de las comunidades.

El estudio recuerda que el Presupuesto de 2018 de las comunidades fue elaborado en base a un objetivo de déficit del 0,4%, que se cumplió «con holgura» al cerrar el año en el 0,2%. Se debió sobre todo a «la contención del gasto», que creció casi 3.200 millones menos de lo previsto, compensando los efectos negativos de los ajustes a Contabilidad Nacional y la desviación a la baja del resto de ingresos.

Y precisamente de los plazos se posicionó este miércoles la ministra de Hacienda. María Jesús Montero aseguró a los medios que si se logra formar Gobierno en un «tiempo razonable» se podrán presentar PGE para 2019, pero que si las negociaciones se alargan «habrá que trabajar ya en los de 2020». Ellos, por si acaso, están «preparados para ambas cuestiones», señaló la titular de Hacienda en un evento de UGT.