Las cúpulas del Ibex ganan 132 veces más que sus empleados

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín./Efe
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. / Efe

En 2017, según un informe de Oxfam, el salario medio de las plantillas solo subió un 1,6%, mientras que el sueldo de los primeros ejecutivos se disparó un 27%

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La productividad de las empresas ha subido más de un 7% desde 2010 y los beneficios de las compañías también se ha incrementado desde entonces un 16%, pero el sueldo medio solo ha crecido un 2,7%. De hecho, el salario real ha bajado desde hace nueve años un 1,3% si se tiene en cuenta la inflación, como explica el estudio 'Reparto desigual: cómo distribuyen valor las empresas del Ibex-35' realizado por la organización Oxfam Intermón y que se publicará este jueves.

En las empresas del Ibex 35 la desigualdad salarial es más pronunciada aún, motivada por los altos sueldos que manejan los directivos de las grandes compañías. El informe detalla que el salario medio de las personas que trabajan en estas empresas es un 66% superior a la media de España, pero la brecha interna es enorme.

Así, el sueldo medio de los primeros ejecutivos de estas firmas creció un 58,5% desde 2014 y un 27% el último año -un 16,3% para los consejeros-, esto es, 132 veces más que el de sus empleados. La retribución media de sus cúpulas fue de 4,98 millones de euros. «En estas empresas los salarios se mueven al ralentí para los trabajadores y a velocidad punta para la élite», denuncia Oxfam.

La brecha permanece

La remuneración anual media de los empleados alcanzó en 2017 -último año del que hay cifras comparables- los 37.612 euros, un incremento del 7% desde 2014. Sin embargo, respecto a 2016 solo sube un 1,6%, tres veces menos que el incremento de la productividad de las firmas del Ibex, que mejoró un 5% en ese periodo. Ese año la retribución de los altos directivos (947.864 euros de promedio) tampoco creció mucho más, un 1,9%.

En promedio, no obstante, los altos directivos de las grandes empresas españolas cotizadas ganaron ese año 25 veces más el salario medio de sus compañías, mientras que en los consejeros la diferencia fue de 21 veces.

Las compañías del Ibex donde la distancia entre su cúpula de mando y los empleados resultó mayor fueron ACS, cuyo máximo responsable obtuvo 627 veces el sueldo medio de la empresa, Inditex (561 veces), Acciona (438) y Abertis (425). En el extremo contrario se encontraron la empresa semipública AENA (el 51% de las acciones lo controla el Estado), donde su principal directivo ganó en 2017 cuatro veces más que el salario medio que había en el gestor aeroportuario.