Los maquinistas de Renfe pararán pese al beneficio récord en 2018 de 111 millones

Un tren entrando en la estación de AVE de Medina del Campo (Valladolid)./ Fran Jiménez
Un tren entrando en la estación de AVE de Medina del Campo (Valladolid). / Fran Jiménez

Otros sindicatos podrían unirse a la huelga el 23 de abril por el retraso en el nuevo convenio aunque la operadora elevó sus ingresos un 11% hasta rozar los 4.000 millones

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El sindicato de maquinistas de Renfe, Semaf, a la vez mayoritario en el comité de empresa, ha convocado una huelga de 24 horas el 23 de abril, justo a la vuelta de la Semana Santa. La protesta se anuncia el mismo día en que la operadora había publicado un adelanto de sus resultados en 2018, con un beneficio récord de 111,4 millones de euros, un 59% más y de nuevo sin contar con partidas extraordinarias.

El argumento sindical es el «incumplimiento» de los acuerdos de desarrollo profesional, así como la «problemática» de la división de Mercancías, la de peor evolución en el grupo ferroviario. De hecho, el año pasado sus ingresos se redujeron un 5,4% hasta quedar en 207 millones.

La jornada de paros podría ser secundada también por el resto de sindicatos de la compañía, ante el retraso en la aprobación del nuevo convenio colectivo que en teoría se pactó a finales de 2018. Renfe, además, se encuentra inmersa en la preparación de su proyecto de AVE 'low cost' antes de que el mercado de viajeros por tren se liberalice a finales de 2020. Su precio podría rondar los 30 euros de media por trayecto y, según el presidente de la operadora, Isaías Táboas, además de ser «compatible» con el clásico, «tendrá el beneficio justo para mantener el servicio, un margen pequeño».

Precisamente la demanda del ferrocarril comercial, que incluye también los trayectos de larga distancia y la mencionada alta velocidad, mejoró un 4% el último ejercicio hasta alcanzar los 33,6 millones de viajeros. En total, con Cercanías y Media Distancia, Renfe superó los 500 millones de clientes, un nivel que no alcanzaba desde 2008 gracias a sumar en un solo año 20 millones más de desplazamientos.

Su facturación total subió un 11,2% hasta los 3.979 millones gracias a ello, aunque también ayudó que la subvención del Estado para Cercanías y Regionales (1.150 millones) se disparara un 38%. Por contra, el canon que abona a ADIF por el uso de las infraestructuras ferroviarias (vías y estaciones) también aumentó otro 33%.

Abrir mercados

Renfe ya tiene en marcha su plan estratégico para el período 2019-2023 donde, además de prever un proyecto que compita con otros actores que puedan entrar en el mercado del AVE -la operadora pública francesa SNCF ya ha mostrado su interés, mientras Air Nostrum tiene una filial con licencia ferroviaria y cuenta con Acciona como socia- contempla una mayor internacionalización.

Ya tiene experiencia en el tren de alta velocidad que une Medina y La Meca en Arabia Saudí, que en otoño de este año debería operar a pleno rendimiento. Además, participará en el AVE entre las ciudades estadounidenses de Houston y Dallas/Fort Worth en el Estado de Texas.

«Buscaremos (en el exterior) proyectos y aliados, y no solo para el AVE», ha anunciado ya el presidente de Renfe, que ya tiene suscrito algún acuerdo estratégico con ADIF, el ente también público que gestiona las infraestructuras ferroviarias en España. Con él trabajará para extender el servicio wifi en toda su red nacional, incluidas las líneas regionales y de cercanías. En cinco años dos de cada tres usuarios de sus trenes tendrán acceso a internet gratis y en diez el 100%.

Apoyado en el referido AVE 'low cost' y más adjudicaciones en otros países, Renfe prevé elevar un 15% sus ingresos en un lustro (2023) y un 25% en la próxima década (2028), de manera que pasaría de los 4.000 millones estimados en 2018 a 5.000 millones. Además, pretende dar un servicio «integral» de movilidad mediante alianzas con operadores turísticos y de transporte (autobús, taxi y VTC) para ofrecer un paquete de viaje completo ahorrando gestiones y dinero.