Iberdrola gana un 16% más por el récord de inversiones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. /R. C.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. / R. C.

La eléctrica prevé un impacto mínimo por la propuesta de recortes de la CNMC, pero pide más incentivos para acelerar los proyectos planteados

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El resultado semestral de Iberdrola ha arrojado un beneficio neto de 1.644 millones de euros entre enero y junio lo que supone un incremento del 16,6% con respecto al mismo periodo del año pasado. La compañía presidida por Ignacio Galán achaca esta mejora a las inversiones récord materializadas en la primera parte del ejercicio por un valor superior a los 3.000 millones de euros, un 23% más en términos interanuales. Es la cifra de inversiones más elevada para un semestre en la historia de la compañía.

Con estos datos sobre la mesa, Galán ha anticipado que el beneficio avanzará a finales de este año un 10% con respecto al cierre del anterior, cuando el grupo ganó 3.014 millones. Será posible gracias al mayor ritmo en la ejecución del plan estratégico. De hecho, en el último año y medio ha realizado inversiones por valor de 8.375 millones.

El 88% de las inversiones realizadas entre enero y junio se destinaron a proyectos renovables y a redes reguladas de transmisión y distribución. Así, la firma prevé que a lo largo de 2019 entren en operación 5.250 nuevos megavatios (Mw) y que el 75% de ellos sea en esta segunda mitad del año.

Con todo ello, la eléctrica ha apuntado a un incremento en el objetivo de desarrollar 13.000 nuevos Mw durante el periodo 2018-2022, lo que significaría aumentar la potencia del grupo en más de un 40% respecto al inicio del plan.

Durante el primer semestre, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 4.990 millones, un 12,5%, gracias al impulso de sus negocios en Estados Unidos, México y Brasil y a la aportación del parque eólico marino alemán Wikinger, que compensan la menor contribución de los negocios de redes y renovables en España y de comercial en Reino Unido.

Retribución al transporte y a la distribución en juego

En la conferencia con analistas, Ignacio Galán ha apuntado que el plan de recortes en los pagos que las compañías reciben por el transporte y la distribución, tal y como ha recomendado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) tendrá un impacto mínimo en sus cuentas, y no afectará a sus planes.

Galán ha señalado que si esta circular sale adelante no va a afectar «para nada» a la estrategia futura de Iberdrola. Aunque también ha indicado que esas retribuciones no son suficientes para atraer las inversiones que se han planteado de cara a los objetivos de descarbonización.

En este sentido, ha insistido en que alcanzar los objetivos que se han planteado con horizonte 2030 requiere de incentivos para acelerar inversiones en la electrificación del sistema y el refuerzo de redes a fin de promover una rápida descarbonización de la economía. A este respecto, la compañía ha apuntado a incentivos relacionados con la calidad o con el servicio.

Más energéticas