Siete de cada diez españoles se consideran consumidores sostenibles

Siete de cada diez españoles se consideran consumidores sostenibles

Aseguran que en sus decisiones de compra tiene en cuenta motivos éticos, pero denuncian las barreras por falta de oferta y una regulación que no lo favorece

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Moverse en bici por la ciudad, comprar en tiendas de comercio justo, alimentarse con productos más artesanales son algunos de los hábitos que el 73% de los españoles asegura que lleva a cabo en su vida diaria. Así, un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en colaboración con el Foro NESI (Nueva Economía e Innovación Social) revela que más de siete de cada diez españoles ya toma decisiones de consumo por motivos éticos o de sostenibilidad.

El problema que se encuentra este tipo de consumidores son las barreras como la falta de información (60%), el precio (58%), la accesibilidad por la falta de tiendas de este tipo (54%) o la dificultad para encontrar empresas responsables (52%). El obstáculo del precio es «claro», ha afirmado durante la presentación del estudio Amaya Apesteguía, experta en consumo ético de la OCU, que ha recordado que todo lo que es «malo» para las personas y el planeta es «más barato», como la comida basura o la ropa 'fast fashion'.

Contrariamente a lo que podría haber ocurrido, la crisis no ha favorecido el desarrollo de una economía más justa y sostenible. El 90% de los españoles cree que hoy vivimos de la misma forma que antes de la crisis, ha explicado Diego Isabel, director de NESI Global Forum. «El consumidor comprometido ve que hay barreras y que no se toman medidas para eliminarlas porque cuesta encontrar oferta y la regulación no lo favorece», ha asegurado.

Según el informe, la educación que se da a las personas desde que son pequeñas, el contacto con la naturaleza y las experiencias vitales son los tres factores que determinan cómo de comprometido con la sostenibilidad está un ciudadano y puede llegar a cambiar su comportamiento. Asimismo, Apesteguía ha valorado los documentales «rigurosos» como una de las formas más directas de llegar a los consumidores para que cambien sus hábitos. Así, el estudio revela que la gente que toma decisiones de compra más éticas está más satisfecha y se siente orgullosa de ello.

 

Fotos