Santander ofrece prejubilaciones a partir de los 55 a quienes se sumen al ERE

Sucursal del Santander y del Popular. /R. C.
Sucursal del Santander y del Popular. / R. C.

La entidad ofrece hasta el 70% del salario, dependiendo de la edad, e indemnizaciones de 33 días por año trabajado a los menores de 52 años

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Banco Santander ha definido las condiciones de su proceso de reestructuración laboral que está negociando con los sindicatos desde principios de mes con una propuesta que incorpora un régimen de prejubilaciones a partir de los 55 años entre los trabajadores que se adhieran voluntariamente al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) dentro del proceso de integración con el Popular.

La entidad ha puesto encima de la mesa esta proposición a los sindicatos, que la han rechazado por considerarla insuficiente para una firma que genera miles de millones de euros en beneficios cada año, apuntan fuentes sindicales. El número de salidas se encuentra fijado en 3.700 y el cierre de 1.150 sucursales, sobre todo por duplicidad con las del Popular.

El importe de las indemnizaciones varía en función de la edad de los trabajadores del Santander. Así, para quienes tengan entre 55 y 57 años, con una antigüedad mínima de 15 años, se les ofrece un pago que se correspondería con el 65% de su salario -de forma periódica, como una renta mensual- y el abono de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social hasta que cumplan los 63 años a través de un convenio especial que abonaría la entidad.

Los empleados con entre 58 y 61 años -también con más de 15 años trabajados en el banco- se les pagaría un 70% de su sueldo -mes a mes- y las cotizaciones hsta los 63 años, si se descuentan los dos primeros años en desempleo cobrando el paro los dos primeros años; o el 65% del salario más las cotizaciones hasta los 63 con una deducción del desempleo y un 50% de complemento voluntario.

Por su parte, los mayores de 62 años percibirían una indemnización de 20 días por año trabajado en la empresa con un límite de 12 mensualidades.

Los menores de 55 años también podrían acogerse al ERE con unas condiciones diferentes. En el caso de quienes tengan entre 53 a 54 años -antigüedad de 15 años- recibirían un pago único del 60% que se calcula teniendo en cuenta seis anualidades, con límite de 350.000 euros y convenio especial hasta los 63 años más un sistema de primas por voluntariedad.

Los finiquitos para los menores de 52 años corresponderían a un pago único de 33 días por año trabajado, con un tope de 18 mensualidades del salario sin contar con la retribución en especie así como unas primas por voluntariedad. Esta indemnización es la misma que se establece actualmente en el Estatuto de los Trabajadores en el caso de los despidos improcedentes tras la última reforma laboral.

En la reunión de este martes, la empresa también ha planteado medidas adicionales de movilidad para los trabajadores que se vean afectados por el cierre de las 1.150 oficinas previstas. El banco propone una prima única de 6.000 euros para quien tenga que desplazarse ahora entre 75 y 100 kilómetros más el kilometraje durante 6 años. En el caso de que la movilidad implique cambio de islas, se abonarán 9.000 euros brutos anuales durante 12 años.