Botín: La llegada de Orcel no va a cambiar la estrategia del banco «porque la tenemos clara»

Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez./Efe
Andrea Orcel, Ana Botín y José Antonio Álvarez. / Efe

La presidenta del Banco Santander señala que la entidad seguirá siendo «un banco comercial» y que el nuevo consejero delegado, procedente de la banca de inversión, impulsará la digitalización

El mundo bancario vive estos días cambios de calado en el organigrama de los dos grandes bancos: Santander y BBVA. La presidenta ejecutiva del Santander, Ana Botín, ha aprovechado un acto de Openbank, su filial de banco digital, para aclarar que la llegada como consejero delegado de Andrea Orcel, que procede de la banca de inversión, a partir del 1 de enero no supondrá un cambio de estrategia «porque la tenemos clara». «Vamos a seguir siendo un banco comercial», dijo. Resaltó que Santander tendrá «una estrategia digital mucho más avanzada» de lo que hasta ahora se ha querido contar y en la que «Andrea (Orcel), con José Antonio (Álvarez) y conmigo nos va a ayudar a ejecutar esta estrategia que ya está en marcha».

En la rueda de prensa de presentación de los nuevos desarrollos de Openbank, Ana Botín destacó que «tan importante es dar un buen servicio como ser conscientes de que hay muchas personas en nuestros mercados que están excluidas del sistema financiero y en eso estamos trabajando, por ejemplo con los microcréditos». También mencionó que a través de Openbank «podemos ofrecer a los jóvenes un servicio sencillo, sin comisiones, porque no hay nada que nos fastidie más como clientes que pagar comisiones».

Openbank presentó un nuevo servicio de inversión automatizada (robo advisor), que modifica periódicamente la estrategia de inversión para adecuarla a los movimientos del mercado a través de su comité de inversiones, con el asesoramiento de BlackRock. Se ofrecen cinco alternativas de riesgo (desde bajo a alto) y se presenta la rentabilidad mínima y máxima que se estima posible lograr con cada una de ellas. La comisión mínima de gestión es del 0,55% sobre el importe invertido y la inversión mínima inicial exigida es de 500 euros. Otras funcionalidades incorporadas por este banco digital son un administrador de contraseñas y datos para guardar dentro de la app del banco las claves y contraseñas de correo y comercio electrónico, de apps, etc; un agregador de cuentas y un servicio de control de tarjetas y dispositivos.

El CEO de Openbank, Ezequiel Szafir, destacó que esperan captar este año 80.000 nuevos clientes -superan ya el millón- y que el banco «está abocado al proceso de expansión internacional», aunque todavía no han decidido por qué país empezar. La entidad confía que en unas semanas el Banco de España dé su aprobación al nombramiento de Javier Monzón como presidente no ejecutivo de Openbank.

Contenido Patrocinado

Fotos