Mundial

Terremoto en MotoGP: Lorenzo será compañero de Márquez

Jorge Lorenzo celebra su victoria en el GP de Italia. /Efe
Jorge Lorenzo celebra su victoria en el GP de Italia. / Efe

En un movimiento sorprendente, el mallorquín, que ya anunció en Italia que no va a seguir en Ducati, terminará en 2019 en el box oficial Repsol-Honda como compañero del campeón del mundo y en el lugar de Pedrosa

BORJA GONZÁLEZMadrid

El martes 5 de junio tenía que haber sido, para el mundo Honda de MotoGP, el día de la prueba de un Toro Rosso de F1 de Marc Márquez y de Dani Pedrosa en el Red Bull Ring de Spielberg (Austria), pero terminó girando a otro doble foco informativo mucho más potente. El primero puesto encima de Pedrosa. Honda comunicó al mediodía que el catalán no seguirá a partir del final de este año en la escudería con la que debutó en MotoGP en 2006. Un final que se puede considerar una sorpresa, aunque la no llegada a buen puerto de los intentos de fichaje de pilotos como Zarco, Mir, Miller o Dovizioso le habían dejado como candidato más probable a seguir ocupando ese asiento.

Honda anunció el adiós de Pedrosa, que aprovechó para agradecer los años de éxito y para afirmar. «En la vida todos necesitamos nuevos desafíos y siento que en hora de un cambio». Poco después, ya en el ámbito personal, el piloto español hizo llegar otra comunicación para aclarar que con motivo del próximo Gran Premio de Cataluña, que se disputa la semana que viene en Montmeló, dará nueva información sobre su futuro. La noticia llevó aparejadas dos preguntas: ¿qué hará ahora Pedrosa? ¿quién ocupará su lugar? Las especulaciones sobre la segunda respuesta empezaron pronto a solidificarse, en un segundo foco informativo inesperado.

'La Gazzetta dello Sport' daba el pistoletazo de salida explicando que Honda estaba estudiando el Dream Team Lorenzo-Márquez. Más tarde, casi al unísono, la cadena italiana de televisión Sky Sport MotoGP y la web especializada en motor Motorsport.com aseguraban que el trato estaba hecho, que ese iba a ser el destino del mallorquín. Un auténtico terremoto en el 'paddock' de MotoGP, donde a lo largo de este pasado fin de semana se apuntaba con insistencia a un nuevo proyecto auspiciado por el circuito de Sepang (Malasia), con el patrocinio de Petronas, en el entorno de la escudería Ángel Nieto Team (propiedad de Jorge Martínez Aspar) y con motos Yamaha satélite, en el que iba a terminar Lorenzo, con el italiano Franco Morbidelli como compañero.

Esto enseñaba el escenario, mientras que entre bastidores la película iba de otra manera, justo en un fin de semana en el que Yoshishige Nomura, el poderoso presidente de HRC (Honda Racing Corporation), estuvo presente en el circuito de Mugello, un asistente poco habitual a los grandes premios que hacía acto de presencia en el Mundial en un momento crucial. Porque se estaba definiendo un futuro excitante en el horizonte temporal 2019-2020. La confirmación oficial llegó este miércoles y Honda pondrá en pista al infalible Márquez. Infalible porque siempre exprime al máximo la competitividad de su moto, en cualquier condición, junto al tres veces campeón de MotoGP Lorenzo, el piloto español que más carreras ha ganado en la categoría, 66 con la del pasado fin de semana en Italia justo cuando el que será su compañero amenazaba con empatarle –Márquez acumula 64 triunfos-. Con esto el mallorquín afrontará un segundo reto mayúsculo con una moto que, según sus pilotos, es la más física de la parrilla.

Volviendo al primer foco, el hecho de que Pedrosa hable de nuevos desafíos y de que haya 'aceptado' que HRC comunique su adiós invita a pensar en que su plan es continuar compitiendo. De ser así, y esto se conocerá la semana que viene, es precisamente esa posibilidad de Yamaha y Petronas la que más papeletas tiene, una vez que Ducati va a confirmar en breve que será Danilo Petrucci el que reemplace a Lorenzo; Aprilia se hace con los servicios de Andrea Iannone para competir con la moto con la que actualmente lo hace Scott Redding; y Suzuki apuesta por la juventud de Joan Mir como compañero de otro de los de la nueva hornada, Álex Rins. Un puzle que empezó a moverse muy pronto este año y que ha llegado a un desenlace impensable hace sólo unas semanas.

Sea cual sea finalmente su futuro, Pedrosa terminará a final de este año una relación de 18 años con Honda, moto con la que debutó en 125cc, con la que fue una vez campeón en la cilindrada pequeña y dos en los 250cc, y con la que ha brillado en MotoGP -31 victorias, un total de 112 podios, 31 'poles' y tres subcampeonatos del mundo, en 2007, 2010 y 2012-, pese a no haber conseguido ese objetivo de ser campeón del mundo en la máxima categoría del motociclismo.

Contenido Patrocinado

Fotos